La que fuera la mayor aseguradora del mundo perdió ne el cuarto trimestre de 2009 un total de 8.700 millones de dólares. No llegó a la cifra récord del año anterior, pero estos resultados hunden un 12,7% las acciones de AIG en la preapertura de Wall Street. Antes de publicar sus cuentas cotizaba un 2,4% al alza.