La aseguradora American International Group (AIG) pagará unos 100 millones de dólares en bonos a los ejecutivos de su división de productos financieros, la misma que por sus arriesgadas operaciones dio lugar a que la firma se viera abocada a una situación crítica, según informa el diario 'The New York Times'.