La Agencia Internacional de la Energía dijo que China ya posee suficientes reservas públicas y privadas para cubrir 86 días de importaciones de crudo, lo que le coloca a solo cuatro días del mínimo exigido para incorporarse a la AIE. La AIE está animando a China, el segundo mayor consumidor de energía del mundo, a unirse y compartir información y coordinar el uso de reservas estratégicas de petróleo, pero China se ha resistido a una cooperación más estrecha. Un argumento contra la entrada de China es que el país asiático no tiene 90 días de reservas de crudo.