La compañía ha comunicado hoy que durante el primer trimestre ganó un 8,9% más y subió las previsiones para 2008 gracias al aumento de las ventas en Holanda. Los beneficios netos subieron hasta los 258 millones de euros desde los 237 millones del año anterior, según ha informado la compañía con base en Amsterdam. El resultado supera las expectativas de los analistas que esperaban unos 225 millones de euros de beneficio de media en el primer trimestre.