El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, aseguró hoy que la banca sí hace ejercicios de autocrítica y asume "una parte de responsabilidad" en el exceso de endeudamiento de familias y empresas, pero defendió que además de ser "parte del problema" es "parte de la solución". Durante su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, Martín justificó la fuerte concesión de créditos en el pasado en la política monetaria laxa y en el exceso de demanda y defendió que era difícil "haber hecho otra cosa".
Martín reconoció que las entidades en esa época "sobrerreaccionaron espoleadas por la competencia", ya que si una no daba tantos créditos como sus competidoras, perdía cuota de mercado. En cualquier caso, no todas las entidades lo hicieron igual, subrayó, así que ahora "cada una debe asumir su responsabilidad".

El presidente de la patronal bancaria reconoció que en la actualidad hay restricciones del crédito, pero aseguró que en su mayoría se debe a un "problema claro" de falta de demanda. Esta escasez de demanda se refleja, aseguró, en las líneas del Instituto de Crédito Oficial (ICO), ya que la línea pymes tradicional, "la de siempre", es "la que menos se utiliza".

En el lado de la oferta, destacó, "está claro" que la banca "no va a conceder créditos a quienes no los van a devolver, porque estaríamos hundiéndonos más en la crisis y no saliendo de ella". En cuanto a las medidas de apoyo a la banca del Gobierno, Martín insistió en que la banca las agradece y las considera positivas, pero que sólo sustituyen al mercado de forma "imperfecta" y que las entidades prefieren siempre el mercado.

Asimismo, el presidente de la patronal bancaria se mostró partidario de que cualquier actuación pública en la banca tenga control parlamentario. En cuanto a la situación de la economía española, Martín señaló que aunque afronta una crisis "sin precedentes", está "ligeramente mejor que la media europea".