El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha lanzado el que será uno de los mayores contratos energéticos, su suministro de energía eléctrica y combustible para los dos próximos por un monto total de 512,35 millones de euros. Se trata de la primera vez que la sociedad pública encargada de gestionar la red ferroviaria y construir las líneas AVE contrata sus suministros energéticos para dos años. Del importe total del contrato, 413,69 millones corresponden a la 'factura' de su suministro eléctrico para, entre otros fines, a su vez aportarlo a Renfe para la circulación de sus trenes. Los 98,65 millones de euros restantes del presupuesto del contrato corresponden al suministro de gasóleo, también en su mayor parte destinado a facilitar carburante para el transporte ferroviario.