Un contable que trabaja para una compañía internacional en Florida ha sido acusado de utilizar cuentas en el banco suizo UBS para ocultar ingresos al Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS) estadounidense, informó hoy la Fiscalía Federal del distrito sur. Steven Michael Rubinstein, residente en Boca Ratón, al norte de Miami, compareció el jueves ante el juez Barry S. Seltzer en un tribunal federal de Fort Lauderdale, donde la Fiscalía presentó cargos contra él por presunta evasión fiscal. Se trata de la primera acusación presentada por fiscales estadounidenses a partir de historiales de clientes que las autoridades de EEUU pidieron a UBS, el mayor banco suizo. El banco accedió hace unos meses a flexibilizar el secreto de sumario de presuntos defraudadores fiscales, siempre que existan sospechas fundadas. UBS, que tiene 30.000 empleados en EEUU, accedió en febrero pasado -ante la amenaza estadounidense de que le retiraría la licencia para operar en el país- a revelar unos 300 nombres de clientes norteamericanos acusados de fraude fiscal. Rubinstein fue acusado de presentar "una falsa declaración de impuestos" y se encuentra detenido a la espera de que se celebre una audiencia en la se estudiar su solicitud de libertad bajo fianza.