ACS ha reforzado su presencia en el sector industrial y se ha adjudicado así un proyecto en el cual llevará a cabo el desarrollo, construcción y puesta en marcha de una plataforma de conversión eléctrica para el proyecto de energía eólica marina Dolwin 6, en el Mar del Norte. 

Esta operación lo llevará a cabo el grupo ACS a través de su filial Dragados Offshore y se abordará en colaboración con Siemens, que suministrará suficiente electricidad para cubrir el consumo de un millón de hogares.  

El sistema que cuenta con una potencia de 900 megavatios está formada por una plataforma que transforma la energía eléctrica de las turbinas eólicas que llega por cables de alta tensión de corriente alterna de 155 kV, a corriente continua de alta tensión de 320 kV, exportándola a la subestación en tierra. De este modo, la instalación debe estar conectada a la plataforma Dolwin Beta.

A lo largo de esta construcción, Dragados Offshore se encargará del diseño, suministro, construcción, transporte e instalación de la plataforma, mientras que Siemens diseñará y suministrará los equipos HVDC e instalará la subestación en tierra.

Se estima que el valor de este contrato podría estar cercano a los 350 millones de euros, ya que dicho contrato incluye la instalación de la citada plataforma de conversión en aguas alemanas, así como la construcción de una subestación en tierra, concretamente en la región de Emden. Según ACS, este contrato refuerza la actividad de Dragados Offshore en el ámbito de las plataformas para la industria eólica marina.

Técnicamente, los indicadores Premium de Estrategias de inversión señalan que ACS se encuentra en tendencia de consolidación, con una puntuación de 6 sobre 6, si bien, la volatilidad a largo y medio plazo es decreciente.