Esta mañana el presidente de Banca March, Carlos March, propietario del 22% de ACS a través de Corporación Financiera Alba, afirmó en una conferencia de prensa que ACS había mantenido contactos con EDF y otras compañías
, entre las que citó a Gas Natural, Repsol YPF, RWE y E.ON, sobre una hipotética operación corporativa sobre Iberdrola. En todo caso, la constructora quiere dejar claro que las conversaciones con la eléctrica gala EDF no pasan de meras aproximaciones, y que aún no se ha concretado ningún tipo de acuerdo. ACS califica estas primeras aproximaciones como “normales entre operadores energéticos”. ACS, dice a la CNMV, persigue con su estrategia, “desde el respeto a todos los accionistas, grandes y pequeños, la consolidación de un gran grupo energético español donde pueda ser protagonista junto al resto de sus socios”. Además, hace un guiño a las autoridades al asegurar que su proyecto “siempre tendrá los condicionantes de cumplir lealmente la política energética del Gobierno y asegurar que la mayoría de los activos energéticos españoles estén en manos de accionistas españoles”.