Sin embargo, el grupo galo sigue sin pronunciarse sobre la existencia de contactos con ACS
, que ayer comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha mantenido conversaciones con EDF "sobre el sector energético europeo y sobre su interés por Iberdrola y el mercado español en general".Alba niega contactos, tras confirmarlosCorporación Alba negó el martes conversaciones con otras empresas energéticas de cara a una reorganización energética en España donde ACS, participada por la corporación en un 22 por ciento, tendría un papel protagonista.Alba señala que "ni sus administradores ni sus representantes han mantenido conversaciones respecto a la reordenación del sector energético con otras compañías".Previamente, en rueda de prensa, el presidente de Corporación Alba y del grupo March, Carlos March, habían dicho en su condición de accionista de referencia de ACS que "conversamos con EDF y otros protagonistas del sistema eléctrico español e internacional como Gas Natural, las alemana RWE y EOn, Repsol, todos interlocutores con los que hemos mantenido y seguiremos manteniendo conversaciones en el futuro".