El presidente de la española Actividades de Construcción y Servicios  dijo el jueves que prevé que sus ingresos crezcan al menos un 3% en 2010, y se comprometió a mantener el dividendo. En 2009, los ingresos de ACS ascendieron a 15.606 millones de euros, un 2,2% más que el año anterior.
"Nos hemos marcado como objetivo que nuestro beneficio ordinario por acción crezca en 2010 más del 10%, y como mínimo mantener el dividendo para nuestros accionistas", dijo Florentino Pérez en la junta de accionistas de ACS.

El beneficio ordinario por acción de ACS fue de 2,71 euros en 2009, lo que supuso un 29% más que el año anterior. El consejo de ACS propuso a sus accionistas el reparto de un dividendo complementario a cuenta de 2009 de 1,15 euros, con lo que la retribución total por acción ascendería a 2,05 euros, un 33% del beneficio neto.

Pérez dijo que Norteamérica, Sudamérica y Europa seguirán siendo los mercados principales de la compañía, pero añadió que ACS trabaja para entrar en mercados asiáticos y del norte de África, especialmente mediante concesiones.