El presidente de ACS, Florentino Pérez, consideró hoy que se debe lograr "lo antes posible" el objetivo de alcanzar un acuerdo "sólido y consensuado" sobre la reforma laboral, que "agilice el mercado de trabajo y promueva la creación de empleo".
Florentino Pérez ve también necesario "recuperar unas cuentas públicas saneadas y reconducir el déficit a niveles sostenibles", según destacó el presidente de ACS durante su intervención ante la junta general de accionistas del grupo de construcción, servicios y energía.

Para Pérez, la situación en España por lo que al empleo se refiere es "muy difícil". En su opinión, el paro es "el principal problema" al que actualmente se enfrenta la economía española, junto a otros "de carácter estructural e igualmente acuciantes", como son la "pérdida sustancial de competitividad y el nivel de endeudamiento de las familias".

Según Florentino Pérez, estos problemas, "también presentes en crisis anteriores, ya no se pueden corregir con devaluaciones de monedas, ni con medidas de política monetaria propia". "La única vía, por tanto, es afrontar reformas estructurales en nuestro modelo productivo que nos permitan mejorar la productividad y retomar la senda de un crecimiento sostenible", aseguró.

Reformas que, a su juicio, deben incluir una reforma laboral consensuada que agilice el mercado de trabajo y promueva la creación de empleo. "En las últimas semanas los agentes sociales, partidos políticos y responsables económicos están poniendo sobre la mesa ideas y propuestas. Entre todos debemos apoyar el objetivo de llegar a acuerdos sólidos lo antes posible", añadió.

"DE PEORES HEMOS SALIDO"

En cuanto a la reducción del déficit, apuntó que para lograrlo no bastará con los habituales planes de reducción de partidas presupuestarias, sino que habrá que implementar también reformas estructurales "profundas" en cada uno de los conceptos de gasto "para eliminar redundancias e ineficiencias burocráticas, de igual forma que se haría en una empresa, y todo ello sin poner en peligro el Estado del Bienestar conseguido".

"Sin duda, las reformas necesarias supondrán un esfuerzo y un sacrificio de todos, pero estoy convencido de que seremos capaces de orientar nuestro modelo productivo hacia una mayor competitividad, para en el futuro conseguir más empleo, desarrollo y bienestar", aseguró.

En este punto, y por lo que al sector de la construcción respecta, "agradeció" el reciente lanzamiento del Plan Extraordinario de Infraestructuras de 17.000 millones de euros que el Ministerio de Fomento ejecutará con la iniciativa privada, al considerar que contribuirá a recuperar la senda de crecimiento económico".

"No es un optimismo vacío, sino el convencimiento de nuestra capacidad de esfuerzo y superación de dificultades. En este país podemos decir que de peores hemos salido", concluyó.