Actividades de Construcción y Servicios prevé aumentar sus ventas y beneficio neto un 5% en 2010, algo calificado como un "objetivo saludable" por el presidente de la compañía, Florentino Pérez. En una conferencia ante analistas, Pérez dijo el viernes que la previsión de la compañía es crecer en todas las actividades, incluida la construcción, el único apartado del grupo que redujo sus ingresos el año pasado, de forma que ha dejado de ser el principal negocio de ACS. La construcción internacional salvó la gran caída de la actividad doméstica de ACS, mediante el aumento de la producción y la cartera tanto en América como en Europa.