Uno de los culebrones del año parece que está emitiendo ya sus últimos capítulos. ACS está cada vez más cerca de hacerse con el 20% restante de Hochtief, hasta el 50% del total que pretendía; todo ello a pesar de las innumerables trabas que desde la constructora alemana se han ido poniendo para evitar lo que ya es, a falta de pocos flecos, un hecho.

Muy a su pesar, el folleto de la OPA de ACS sobre Hochtief ya ha llegado a manos de los accionistas alemanes. Bien es cierto que la compañía alemana no ha cejado en su empeño de construir muros para evitar el asedio de la española. Pero de poco han servido, poco a poco las catapultas, bien armadas y dirigidas por un general experto como es Florentino Pérez y su equipo, han ido derrumbando escollo tras escollo hasta que finalmente se encuentra ante las puertas de la última muralla, la que da el acceso al 50% de la compañía constructora alemana más importante.
 
"Resultaría grotesco que Hochtief fuera comprado por un consorcio español que debe agradecer su grandeza a los fondos financieros de la Unión Europea aportados por Alemania", afirmaba hace poco más de un mes el presidente del consorcio germano, Herbert Lütkestratkotter. Y es que a pesar de que desde un principio ACS declaró su intención de efectuar una OPA amigable sobre la alemana, Hochtief, nunca lo ha visto así.
 
La OPA, sea como fuere y encaminada a crear un grupo líder en infraestructuras, es desde luego un paso adelante para ACS. Así al menos se ve desde IG Markets. Soledad Pellón, analista de la firma asegura que para ACS sería una buena operación a largo plazo “dado que diversificaría mucho su negocio, desvinculándolo del mercado doméstico al que parece que aún le quedan años de austeridad.” “Sin embargo- continúa- “las acciones de ACS en el corto plazo podrán verse algo lastradas por esta operación.”
 
Tanto es así que Miguel Cedillo desde Dracon Partners y tomando de referencia el punto de vista técnico, asegura que no es momento de abrir posiciones largas en el valor. “Los 36 euros por acción es un soporte muy débil como para aguantar malas noticias en el corto plazo, por lo que daría como primer soporte real la zona de los 35 euros”, zona en la que coincide con Luis Lorenzo, analista de Dif Broker.
 
Desde RB Bolsa tampoco son demasiado optimistas con el valor de la compañía presidida por Florentino Pérez. La zona de soporte según esta casa estaría en la zona de los 35.50/35.60, zona en la que según los expertos de la firma formará un segundo impulso bajista hacia la zona de los 34.60/34.90.