La constructora ACS opta a su primer peaje en EEUU. La francesa Bouygues, que lideraba el consorcio que venció a la compañía de Florentino Pérez en la puja por la construcción del tunel del puerto de Miami, está en serias dificultades para cerrar un acuerdo definitivo con la autoridad adjudicataria. Esto pone a ACS al frente de una de las obras en concesión a 35 años más importantes del país y la inversión en juego de cerca de 750 millones de euros. A su vez, Bouygues lidera el ranking de cosntructoras mundiales y deja a ACS el quinto puesto.
Tres meses después de ser superada por el consorcio liderado por Boygues, ACS comienza una nueva andadura. La explotación y construcción del puente de Miami podría abrir las puertas a la compañía de Pérez a la mayor economía del mundo. Los administradores del proyecto no descartan una caída de la compañía gala del concurso. Pero como todo proyecto, la operación tenía sus riesgos. Si la compañía no puede garantizar el precio, el procedimiento lógico es nombrar un nuevo concursantes o entrar en conversaciones con el número dos de la lista: lugar que ocupa ACS. En el concurso Bouygues realizó una oferta más ventajosa que suponía un pago por disponibilidad del corredor por 33.23 millones, cercanos a los 39.8 millones que ofreció ACS. El primer puesto firmemente ocupado por la francesa Al tiempo que la constructora de bandera española recibe esta noticia se encuadra como protagonista de un estudio de McGraw Hill, por el que se ha convertido en la quinta constructora a nivel mundial. Esta clasificación, que no incluye la gestión de aeropuertos, alquiler de pisos, pone en el cuarto puesto a Hotchief de la que ACS controla el 25%. El podium sin embargo, lo pisan las compañías francesas Vinci y Bouygues.