El grupo constructor y de servicios ACS ha publicado un beneficio neto atribuido de 1.542 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un aumento del 72,8% respecto al mismo periodo del año pasado. Esta positiva subida es debida a las plusvalías obtenidas con la venta del 35,3% de Unión Fenosa.
Una vez descontadas las aportaciones de Fenosa y su filial de servicios aeroportuarios, el resultado de la compañía se sitúa en 448 millones, lo que eleva a un 15% su crecimiento con respecto al ejercicio del 2008.

Su cifra de negocio se elevó un 2,3% este semestre hasta los 8.122 millones de euros, mientras que resultado bruto de explotación de la empresa antes de deducir los intereses, el Ebitda, fue de 736 millones, subiendo un 2,2%.