ACS ha cerrado la venta de su filial de transporte de viajeros en autobús a la firma británica National Express una vez que el Consejo de Ministros ratificó la decisión de la Comisión Nacional de Competencia de no oponerse a la operación, según a informado National Express. El grupo que preside Florentino Pérez obtendrá plusvalías brutas de 510 millones de euros de esta operación, que se elevan a 1.165 millones si se suman a las obtenidas en sus últimas desinversiones (Urbis, autopistas de Irlanda y Reino Unido y aeropuertos).