La oferta pública de adquisición (OPA) de Acciona y Enel ha tenido resultado positivo al ser aceptada por un 46,05 por ciento del capital social. Teniendo en cuenta que los oferentes ya controlaban otro 46,01 por ciento del capital, su desembarco en la eléctrica se salda con el control de un 92 por ciento del grupo. Se cierra así una de las opas más accidentadas y largas de la historia en nuestro país, con el final de una oferta que valora la compañía en algo más de 42.500 millones de euros.
La Comisión Nacional de Mercado de Valores ha anunciado que la oferta pública de adquisición lanzada por Acciona SA y Enel SpA ha logrado una aceptación de 487.601.643 acciones, lo que representa ese 85,30 por ciento del capital al que iba dirigido. En su nota, el regulador de la bolsa precisa que las acciones que han aceptado acudir a la oferta suponen el 46,05 por ciento del capital social. Acciona y Enel controlan ya el 46,01 por ciento del capital, por lo que ambos socios sumarán el 92,06% tras la opa, quedando el free-float de Endesa en un 7,94 por ciento.