El presidente del banco holandés ABN Amro, Rijkman Groenink, ha dejado claro que no tiene preferencia sobre un posible comprador. Sin embargo, hasta ahora se había decantado de forma pública por la oferta del Barclays frente a la del consorcio en el que está el Santander. En una entrevista que publica la Intranet del banco, Groenink ha señalado que estududian la oferta del consorcio y sus consecuencias para los accionistas y los empleados de ABN Amro.