El grupo suizo especializado en tecnologías electrotécnicas y de automatización ABB consiguió un beneficio neto de 975 millones de dólares (622 millones de euros) en el segundo trimestre, un 34% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Los pedidos alcanzaron los 11.271 millones de dólares (7.192 millones de euros), un 31% más. La cartera de la compañía alcanzó los 29.127 millones de dólares (18.585 millones de euros), un 44% por encima de la cifra alcanzada en el segundo trimestre de 2007.