Los índices de Wall Street abren al alza en la primera sesión de la semana cuando los inversores han digerido un nuevo acuerdo para congelar la producción de crudo.  El S&P500 suma un 0,1%, abre en los 2.394 puntos. El Dow Jones abre en tono positivo sobre los 20.929 enteros mientras que el tecnológico abre con tímidas ganancias en los 6.125 puntos.

El precio del crudo sube después de que los ministros de Arabia Saudí y Rusia hayan llegado a un acuerdo para mantener el recorte de la producción desde mediados de este año hasta marzo de 2018. El barril de crudo Brent se compra a 52,45 dólares por barril mientras que el West Texas sube a 49,41 dólares por barril.

En cuanto a datos macro, hemos conocido el índice Empire Estate con sorpresa negativa en los nuevos pedidos. El índice de precios pagados reduce la altura pasando de 32,8 a 20,9. El de nuevos pedidos se desploma de 7 a -4,4. El índice de empleo también rebaja su altura pasando de 13,9 a 11,9. El índice de condiciones de negocio a seis meses prácticamente no presenta variación pues pasa de 39,9 a 39,3. Es la primera vez que pasa a negativo desde octubre.

Desde el punto de vista empresarial, Nippon Telegraph y Trivago han anuciado resultados antes de la apertura. El buscador de viajes ha anunciado un beneficio de 0,02 dólares por acción, lo que supone un beneficio de 267,60 millones de dólares hasta marzo, desde los 274,62 dólares esperado por los analistas. El beneficio de Trivago crece un 67,9% comparado con el mismo trimestre del año anterior.

Este lunes además las acciones de las compañías de seguridad cibernética están subiendo este lunes en bolsa después del ataque global de 'ransomware' que se vivió el pasado viernes. El ataque ha afectado a Telefónica y se ha extendido a 200.000 ordenadores de unos 150 países. "Los ciberataques masivos pasarán a formar parte de lo que se denomina 'el nuevo normal' y los mercados deberán aprender a convivir con ellos", afirman desde Link Securities.

Además, las acciones de Apple iniciarán la jornada desde máximos históricos, por encima de 156 dólares, después de que Goldman Sachs elevase el pasado viernes su valoración hasta 170 dólares, al anticipar que el próximo iPhone 8 costará entre 1.000 y 1.200 dólares. Los títulos de la compañía de la manzan suben una décima y se colocan en los 156,25 dólares por acción. 

Vipshop y Noah Holdings publicarán resultados al cierre de la sesión.