El ciclo alcista de tipos (gradual sí) y la mejora macro apuntalan el comportamiento del sector financiero a lo largo y ancho del planeta. Visa y American Express se aprovechan de estos vientos a favor pero, ¿con qué paga el mercado.

Mejora macro, ciclo alcista de tipos y promesas (aun no cumplidas) de estímulo fiscal, el ciclo apuntala el comportamiento bursátil del sector financiero, especialmente en Estados Unidos, y, como no podía ser de otra forma, Visa y American Express se benefician de ello. Sin embargo, el mercado prefiere ‘pagar’ con la primera…

Y es que, en lo que llevamos de año el valor gana en Bolsa cerca de un 30%, frente a la revalorización del 15,5% de la segunda. Mientras, el consenso le otorga una recomendación media de comprar, con precio objetivo de 111,71 dólares; que contrasta con el mantener (precio objetivo en 87,60 dólares) de su ‘rival’.

Ver también: El IBEX Medium Cap en el soporte de su canal alcista de largo plazo

Técnicamente, los Indicadores premium de Estrategias de Inversión dan mejor nota también a Visa: 10 sobre 10, con tendencia alcista.

La compañía cerró el segundo trimestre con un beneficio por acción (BPA), sin extraordinarios, de 86 centavos, frente a los 79 esperados por el consenso. Además de batir las expectativas, el grupo anunciaba un programa de recompra de acciones por importe de 5.000 millones de dólares y elevaba sus previsiones de resultados anuales.

Por su parte, American Express tiene que ‘conformarse’ con un 9 sobre 10, tendencia alcista, sí, pero volumen decreciente a largo plazo…

La corporación alcanzaba un BPA de 1,47 dólares, por debajo de los 2,10 previo, pero por encima de los 1,43 estimados por el mercado. Su director financiero, Jeffrey Campbell, anunciaba durante la presentación de estas cuentas que esperan un crecimiento de las ganancias en 2017 “en la parte alta del 5%-6% estimado”.

Vea también: "Colonial no es un valor para tomar posiciones, cuidado con los calentones"