El S&P500 muestra datos que sugieren un suelo relativo.


Pese a que su tendencia alcista desde los mínimos de 2009 ha quedado rota, lo cual acrecienta las probabilidades de haber comenzado un tramo correctivo complejo de cara al medio plazo, a corto plazo su situación sugiere el establecimiento de un suelo intermedio en la zona de 1.800 puntos.

Esperamos que en los próximos días retorne a dicho nivel, e incluso lo pierda en un proceso de volatilidad típico de los suelos, antes de un rebote más consistente, que en todo caso lo interpretaríamos como una oportunidad para vender de cara a próximos meses.

sp 500