Wall Street cotiza  al alza en preapertura después de que las tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte estén paralizadas con los oficiales estadounidense hablando de que los riesgos de una guerra inminente se han reducido. Todo depende de las tensiones geopolíticas que se lleven a cabo o no.

La semana pasada la respuesta de Trump al “fuego y la furia” que caería sobre Corea del Norte si se atrevían a atacar Estados Unidos hizo sufrir a unos índices que contaron la pero semana de los últimos cinco meses. Hoy, de hecho, varios oficiales estadounidenses han llamado a la calma aludiendo a que la probabilidad de una guerra inminente se ha reducido.

Pues bien, esto ha sido suficiente para ver subidas en los principales mercados de valores que de nuevo siguen pendientes de ver si habrá subidas de tipos de interés o no este año, unas expectativas que se han reducido espués de conocer un dato de precios de consumidor más débiles de lo esperado.

La FED tiene un objetivo de inflación del 2% y ha dado pistas de que esto llevaría desde mayo en el 1,5% a pesar de que el mercado laboral está cerca del pleno empleo.

Tesla sube un 1,57% en preapertura después de que los inversores hayan comprado bonos por valor de 1.800 millones de dólares, con lo que el fabricante de coches eléctricos hace su primera incursión en el mercado de bonos basura.

Alibaba sube en torno a un 2% en preapertura  después de que Thrid Point haya comprado 4,5 millones sde acciones del gigante del comercio electrónico.