Los rendimientos totales del mercado se han debido en su gran mayoría gracias a las grandes empresas tecnológicas americanas. Pero es posible que ya no encontremos en las mismas los retornos descomunales que hemos visto en los últimos años. Por lo que desde UBS señalan que es un buen momento para dirigirnos hacia otro lado, según Jack Denton en Barron´s.

“El rápido aumento de la capitalización de mercado de Apple  ejemplifica la dependencia de las megacaps de tecnología en el S&P 500”, dijo un equipo dirigido por Mark Haefele, director de inversiones de UBS Global Wealth Management. Antes del reciente deslizamiento del sector tecnológico, Apple se convirtió en la primera empresa pública valorada en más de 3 billones de dólares.

“En 2021, los cinco principales contribuyentes al S&P 500 — Apple, Microsoft, Nvidia, Alphabet y Tesla  - representaron 8.8 puntos porcentuales del rendimiento total anual del índice de casi el 29%. , que incluye dividendos. En 1985, los cinco principales contribuyentes representaron menos de 4 puntos porcentuales de los retornos totales”, señaló el equipo de UBS.

Y hoy, las acciones más grandes del S&P 500 — Apple, Microsoft, Alphabet, Amazon y Tesla — representan el 23% del índice, lo que, según los estrategas de UBS, tiene una ponderación muy alta en relación con la historia.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

"Pero si bien esta gran ponderación significa que estas acciones tendrán un gran impacto en los rendimientos generales del índice, ya no las vemos como el mejor lugar para buscar rendimientos descomunales en el sector tecnológico", dijeron Haefele y su grupo. "Esperamos que la inteligencia artificial, los macrodatos y la ciberseguridad proporcionen más valor".

El banco suizo espera que el mercado de IA en general crezca un 20% al año, alcanzando los 90 mil millones de dólares para 2025 e implicando un crecimiento de 2,5 veces durante los próximos cinco años. Y la expansión del sector podría ocurrir incluso más rápido si las mejoras de la inteligencia artificial en la potencia informática, el aprendizaje automático y el aprendizaje profundo se producen con mayor rapidez.

Cuando se trata de big data, Haefele y su equipo esperan que el universo de datos global se expanda en un factor de más de 10 en esta década, el equivalente a la asombrosa cifra de 610 iPhones de 128 GB de capacidad por persona en el planeta.

“Nuestra perspectiva está impulsada principalmente por la creciente adopción de Internet y el uso de datos en grandes economías como China, India e Indonesia”, señaló el grupo UBS. También ven una proliferación de dispositivos conectados, incluidos refrigeradores, automóviles y turbinas eólicas. "Esperamos que el mercado de soluciones de big data que procesan esta información crezca un 8% anual entre 2020 y 2025".

En términos de ciberseguridad, el banco prevé que el gasto se dirija al sector en medio de un amplio aumento de la ciberdelincuencia. En 2021, casi 330 millones de personas experimentaron delitos cibernéticos y pasaron alrededor de 2.700 millones de horas lidiando con las consecuencias, destacaron los estrategas de UBS, citando el Informe 2021 Cyber Safety Insights de Norton.

"Esperamos que la industria dedicada a prevenir tales ataques crezca en un promedio del 10% durante 2020-25 gracias a un gasto de TI empresarial cada vez más alto y la mayor adopción de la seguridad en la nube", destacó el equipo de Haefele. “La ciberseguridad es también uno de los segmentos más defensivos dentro de TI; gastar en él tiene una desventaja limitada".

En el período 2020-2025, UBS prevé que el sector tecnológico en general registrará un crecimiento anual de ingresosde un dígito medio a alto. Para estos tres sectores temáticos, el banco suizo espera un crecimiento de los ingresos anuales promedio del 10% comparativamente más alto, con un crecimiento de los ingresos promedio anual del 16%.