Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York se dividen entre leves pérdidas y ganancias, con la vista puesta en los resultados empresariales, después de que ayer Wall Street cerrase la jornada registrando nuevos máximos históricos una vez concluido el cierre del gobierno federal.

Los futuros del Dow Jones bajan un 0,03%, y los del S&P 500, un 0,10%, mientras que los del Nasdaq avanzan un 0,03%, después de haber registrado ganancias durante la primera parte de la jornada europea. Los descensos se producen después de que ayer Wall Street cerrase la sesión con nuevos máximos históricos, recogiendo la decisión de aumentar el techo de gasto público en Estados Unidos, acabando así con el cierre de la administración americana que duraba ya tres días.

Ayer el Congreso de Estados Unidos aprobó el proyecto de financiamiento de corto plazo para que el gobierno federal reanude sus actividades, una vez que los demócratas aceptaron las promesas de los republicanos de un debate sobre el futuro de inmigrantes beneficiados por el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés), conocidos como “dreamers”. La Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley de financiamiento por una votación de 266-150, pocas horas después de su aprobación en el Senado por un margen de 81-18.

Los analistas de Bankinter destacan que en el pasado, los cierres gubernamentales no han pasado factura al comportamiento del S&P500 y explican que “desde 1970 esta situación se ha producido 18 veces y, tomando como referencia las últimas 12 (desde noviembre de 1981), tras el cierre el retorno del S&P500 en los siguientes 12 meses fue demedia del 16,9%”.

Ayer, el FMI volvió a revisar al alza su estimación de crecimiento global para 2018 gracias al buen tono de la economía mundial y a la reforma fiscal de EEUU, país para el que prevé un incremento del PIB del 2,7% en 2018, previsión cuatro décimas superior a la anterior.

En el apartado empresarial, la atención está puesta en Netflix, que sube un 8,88% antes de que comience la sesión en Wall Street, después de que ayer comunicase que, en el conjunto de 2017, obtuvo unos beneficios netos de 558,93 millones de dólares, el triple del beneficio del ejercicio 2016. Los ingresos anuales ascendieron a 11.693 millones de dólares, frente a los 8.831 millones de 2016. En total, la compañía cuenta con 117,6 millones de clientes en todo el mundo. En cuanto al primer trimestre de 2018, Netflix ha informado de que espera añadir otros 6,35 millones de clientes en todo el mundo. Con estas subidas, Netflix se acerca a los 100.000 millones de capitalización bursátil.

Hoy presentarán sus cuentas Johnson & Johnson, Procter & Gamble, Verizon o Texas Instruments.

Ya han publicado sus resultados 58 compañías del S&P 500, con un incremento del beneficio por acción del 11,18%, por encima del 11% estimado antes de la primera publicación. De ellas, el 77,6% baten las expectativas; el 12,1%, se mantienen en línea, y el 10,3% restante decepcionan.

Antes de la apertura de la sesión en Wall Street, el euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,224 billetes verdes,

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa sube un 0,57%, hasta los 69,27 dólares, mientras que el West Texas estadounidense, avanza un 0,31%, hasta los 63,77 dólares por barril.