La rentabilidad financiera (o ROE) de Estados Unidos está cerca de su media de largo plazo del 14%, destacan los analistas de JP Morgan. En contraste, la de la Zona Euro se mantiene “deprimida”, un 3% por debajo de su media histórica.

“Muchos ven a la renta variable del Viejo Continente como más atractiva que la estadounidense porque esperan que el ROE de ambas se acerque. Nosotros también creemos que la rentabilidad de Europa se moverá al alza”, explican estos expertos
No obstante, advierten que hay dos factores que pueden atemperar esta mejora: el crecimiento y el hecho de que los sectores de energía, finanzas, utilities, materiales y telecomunicaciones están mostrando una rentabilidad significativamente por debajo de la típica.

En cualquier caso, JP Morgan reconoce que donde más mejorará el ROE de la Zona Euro será en el sector financiero: “Creemos que los bancos de la región son una de las áreas del mercado que mejor ecuación riesgo-recompensa ofrecen. Son sensibles a la situación económica y a las condiciones financieras, y éstas deberían mejorar”.

Además, también tendrían que beneficiarse del carry trade, la reducción de los créditos morosos y el buen comportamiento de los diferenciales de la deuda periférica.