El sector de los semiconductores tuvo un buen inicio del año en bolsa, convirtiéndose en uno de las industrias que acumulaba más compras. Eso a pesar de que su evolución pasa algo desapercibida en los titulares. Los expertos de Merrill Lynch consideran que todavía hay opciones, sobre todo entre las compañías más olvidadas por los grandes inversores.


Piénselo bien. Si ahora mismo hace un repaso por los diferentes aparatos que forman parte de su día a día, casi ninguno de ellos podría funcionar sin un semiconductor en su interior. Y nuestra dependencia de ellos no va a hacer nada más que aumentar si la tecnología continúa con el actual ritmo de evolución: coches que conducen solos, el internet de las cosas, los robots…. Da igual, todo o casi todo va a necesitar uno de estos pequeños elementos.

Pero, ¿siguen siendo interesantes a pesar de las subidas en bolsa? Lo cierto es que las valoraciones se han encarecido. Sin embargo, los expertos de Merrill Lynch consideran que todavía hay oportunidades.

En un reciente informe liderado por Vivek Arya, el experto que sigue la industria apunta que desde abril se ha producido un descenso en el peso que este sector tiene en las carteras de los  inversores. Es más, considera que hay cuatro compañías que tienen muy poca presencia en los portfolios de los gestores de fondos de grandes empresas.

En la firma le dan una recomendación de compra a cada una de estas cuatro firmas de semiconductores.

Advanced Micro Devices:  En lo que va de año las acciones de la compañía se dejan algo más de un 6%, eso sí, hay que tener en cuenta que en doce meses sus acciones han repuntado más de un 190%.

En la firma creen que los nuevos productos que se van a poner en el mercado van a posicionar muy bien a la empresa frente a grandes compañías como NVIDIA.

Por si fuera poco, en estos momentos, AMD solo está en la cartera de un 1,3% de los grandes gestores de fondos, muy por debajo de la media histórica de comparables, que es del 10%.

El experto le da un precio objetivo de 16,60 euros por acción, muy por encima del consenso. Esto implicaría un potencial de más de un 65% desde el nivel actual de cotización.

Microchip Technology: en este caso, la compañía solo está en los portfolios de un 7% de los gestores activos de este tipo de compañías, que está muy por debajo de su máximo de 2011, que era del 12%.

La empresa tiene una rentabilidad por dividendo del 1,91%. Además en la firma le dan un precio objetivo de 85 euros por acción, lo que implicaría un potencial de más de un 13% desde los niveles actuales.

NVIDIA: El año pasado fue la compañía que mejor se comportó en el S&P 500 gracias a la demanda de sus productos, muy enfocados a la tecnología 3D, tanto en ordenadores como en videoconsolas.

La empresa también se está enfocando en los semiconductores para coches o los dispositivos móviles.

En Merrill Lynch consideran que en los próximos años la compañía va a generar un gran nivel de crecimiento a nivel de beneficios y que eso permitirá un fuerte crecimiento de los dividendos de más de un 16% en tres años. Explican en la firma que aunque un 16% de los gestores de fondos tienen a la firma en sus carteras, esto está por debajo del 25% de sus competidores.

En la firma le dan un precio objetivo de 125 dólares por acción, lo que implicaría un potencial de más de un 21% desde los niveles actuales de cotización.

Skyworks Solutions:  solo un 6% de los expertos en gestión activa tienen el valor en su carteras, y aunque se trata de una cifra mayor que la de este verano, es cierto que está lejos del 10% que alcanzó en junio de 2015 cuando consiguió su mejor lectura.

La empresa tiene una rentabilidad por dividendo del 1,12% y en Merrill Lynch le dan un precio objetivo de 115 dólares por acción, lo que le implica un potencial del 13% desde los niveles actuales de cotización. 

Semiconductores