Los principales índices de la Bolsa de Nueva York abren la sesión con tendencia mixta, tras el cierre con caídas de la sesión de ayer, a pesar del tono menos duro del presidente Trump contra China. Así, el Dow Jones retrocede al borde de los 24.000 puntos, tras conocerse que el PIB de EEUU solo creció un 2% en el primer trimestre del 2018.

Detalle de un cartel de Wall Street

Tendencia mixta en la apertura de Wall Street, con el Dow Jones bajando un 0,22%; y el Nasdaq, un 0,10%, mientras que el S&P 500 sube un 0,07%.

Con el índice industrial en los 24.064,19 puntos, la mayor subida es la de Coca-Cola, que se revaloriza un 0,84%, por delante de JP Morgan y Verizon, que repuntan un 0,69% y un 0,65%, respectivamente.

Por el contrario, la mayor caída es la de Walgreens, que se hunde un 10,08% en su tercer día cotizando en el Dow Jones. Las acciones de la cadena de farmacias comenzaron a cotizar el pasado martes en el selectivo índustrial de Wall Street, ocupando el lugar del conglomerado industrial estadounidense General Electric.

Las caídas de la cadena de farmacias se producen tras conocerse que Amazon ha comprado PillPack, una de las mayores farmacias 'online' de Estados Unidos. aunque no ha trascendido el precio de la adquisición, según informaciones que aparecieron en abril en la cadena CNBC, Walmart estaba considerando comprar PillPack por algo menos de 1.000 millones de dólares.

A continuación se sitúan Caterpillar, que cede un 0,86%, y de UnitedHealth, que pierde un 0,83%.

La apertura con tendencia mixta en Wall Street se produce después de que el parqué neoyorkino cerrase la sesión de ayer con descensos, a pesar de las subidas con las que empezaron la sesión después de que el presidente Donald Trump anunciase un plan menos duro de lo esperado para restringir las inversiones chinas en firmas tecnológicas estadounidenses.

“Es difícil encontrar una explicación a este repentino y radical cambio de tendencia durante la jornada, salvo el hecho de que la errática política de comunicación de la Administración Trump en lo que hace referencia a sus futuras políticas comerciales tiene a todo el mundo financiero muy despistado y con “la mosca detrás de la oreja”, indican los expertos de Link Securities.

En concreto, el Gobierno de EEUU utilizará para evaluar este tipo de operaciones herramientas de las que ya dispone.  En ese sentido, Trump afirmó que había llegado a la conclusión de que dicha legislación proporcionará herramientas adicionales para combatir las prácticas de inversión predatorias que amenazan el fundamental liderazgo tecnológico de EEUU, la seguridad nacional y la prosperidad económica futura.

Según dijo ayer el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, la decisión se adoptó a última hora del martes y fue unánime. Mnuchin, además, defendió la decisión de la administración Trump de utilizar la legislación para fortalecer los controles de inversión, diciendo que algunos países recibirán una revisión más rigurosa en virtud de cambios destinados a proteger la tecnología estadounidense y que los cambios no se dirigen a China y no espera ningún efecto económico significativo del proceso de revisión mejorada. En su opinión, “esto no crea más incertidumbre”.

Evolución de los principales índices de Wall Street en 2018

 

Wall Street cae tras conocerse el PIB de EEUU

Antes de que arrancase la sesión en Wall Street, se ha conocido que el número de estadounidenses que presentaron solicitudes iniciales de subsidios por desempleo subió más de lo previsto la semana pasada.

En concreto, las peticiones de ayudas por desempleo en EEUU subieron en 9.000, hasta las 227.000, durante la semana que terminó el 23 de junio, según los datos del Departamento de Trabajo. Así, el incremento está por encima de lo esperado por los analistas, que estimaban un incremento hasta las 220.000 solicitudes.

Sin embargo, la atención en el plano macroeconómico se centra en el crecimiento del PIB de EEUU del primer trimestre del 2018. Según la tercerra, y última revisión del dato, la economía estadounidense creció entre enero y marzo de 2018, un 2%. Este crecimiento es dos décimas inferior al de la revisión anterior y supone una ralentización de nueve décimas respeto al incremento del 2,9% del cuarto trimestre del año anterior.

Según ha explicado el Departamento de Trabajo, la revisión a la baja del crecimiento del PIB de EEUU del primer trimestre ha reflejado un gasto del consumidor más débil y una menor acumulación de inventarios a lo estimado por el Gobierno el mes pasado.

En el apartado empresarial, destaca la publicación de los resultados de Nike.

Por otro lado, el regulador norteamericano dio ayer luz verde a Disney para hacerse con Fox. La decisión, no obstante, todavía no es definitiva, ya que necesita ser aprobada por un juez federal, así como recibir el voto favorable por los accionistas de Fox. Además, también tendrá que recibir el visto bueno de los reguladores de la competencia de otros países.

Además, Apple y Samsung han llegado a un acuerdo para zanjar su último litigio, un caso de plagio de patentes de diseño de teléfonos inteligentes que ha enfrentado a estos dos gigantes tecnológicos durante años.