Los futuros de Wall Street anticipan caídas  y dejan atrás los máximos alcanzados ayer

Apertura con tendencia mixta hoy en Wall Street. El Dow Jones sube un 0,05%, hasta los 32.513,76 puntos; mientras que el S&P 500 baja un 0,53%, hasta los 3.919,57 puntos, y el Nasdaq, un 1,50%, hasta los 13.204,72 puntos.

De esta forma, el Nasdaq vuelve a ser el índice de Wall Street más castigado en los primeros compases de la jornada del viernes, tras haber repuntado más de 6% en las últimas tres sesiones, ya que el aumento de los rendimientos de los bonos estadounidenses reactivó los temores a una inflación excesiva y llevaba a los inversores a buscar la seguridad del dólar.

El lunes el Nasdaq llegó a netrar en corrección técnica ante la decisión de los inversores de cambiar las acciones de tecnología de alta valorización por papeles de empresas de energía, industrias y mineras, que se espera se beneficien de la recuperación económica.

Como referencia macroeconómica al otro lado del Atlántico, el índice de precios al productor (IPP) para demanda final de Estados Unidos subió un 0,5% en febrero, según ha publicado hoy el Departamento del Trabajo

Un sondeo de Reuters entre analistas había previsto que la cifra subiría un 0,5% en febrero.

El IPP interanual subió un 2,8%, tras un aumento del 1,7% en enero. Un sondeo de Reuters entre analistas había previsto que el índice interanual se situara en un 2,7% en febrero.

El Dow Jones intenta marcar nuevos máximos

Los mercados de acciones estadounidenses cerraron ayer con fuertes subidas. El Dow Jones, el más rezagado, terminó la sesión con una subida de 188,57 puntos, tras haberse anotado más de 300 puntos y alcanzado un record intradiario.  "Aunque esperamos que las condiciones sigan siendo volátiles, la evolución más reciente de tres de los principales motores del mercado -el estímulo, las noticias sobre la pandemia y los datos sobre la inflación- apuntan a nuevas subidas de la renta variable", escribió Mark Haefele, director de inversiones de UBS Global Wealth Management.

"El estímulo es sustancialmente mayor de lo que se esperaba a principios de año. Es probable que sus disposiciones sean también un gran apoyo para el consumo y el crecimiento" y añadió que "esta ganancia inesperada se suma a las señales existentes de demanda reprimida de los consumidores estadounidenses".

Y mientras el S&P 500 logró un nuevo récord al cierre, el Nasdaq Composite registró la mejor ganancia del día, con una subida del 2,5%, en medio de un movimiento de vuelta hacia los valores tecnológicos. De hecho, los movimientos que llevaron a este índice al alza incluyeron una subida del 4,7% en Tesla y ganancias de al menos el 3% en Apple, Facebook, Alphabet y Netflix.

Invertir en sector turístico. Informe Especial
Analizamos el sector más castigado por la pandemia y sus perspectivas de recuperación en función de las vacunaciones. No te lo pierdas.

En Wall Street el “efecto BCE” también se dejó notar, con los valores de “momento” y de “crecimiento” reaccionando con fuerza al alza, mientras que otros valores/sectores más ligados al ciclo económico como los financieros, entre ellos los bancos, los de la energía o los industriales, quedaban algo rezagados. En este mercado tres de los cuatro principales índices, el Dow Jones, el S&P 500 y el Russell 2000, cerraron marcando nuevos máximos históricos, mientras el Nasdaq Composite, que recientemente ha entrado en fase correctiva, se quedó un 5% por debajo de sus recientes máximos históricos. 

Y es que el Nasdaq se recupera poco a poco de la corrección del 10% que sufrió a principios de este mes.  La rápida subida de los rendimientos de los bonos presionó al índice a comienzos de marzo, ya que los inversores se decantaron por los valores cíclicos y más sensibles a la economía. 

Esta tendencia pareció invertirse parcialmente el jueves, al calmarse los rendimientos de los bonos; el Nasdaq ha subido un 3,7% en lo que va de semana y está superando al S&P 500 y al Dow en este periodo. El rendimiento del Tesoro a 10 años, que alcanzó un máximo del 1,6% este mes, se situó ayer en el 1,53%.

Las señales de que la economía estadounidense puede estar preparada para un 2021  positivo fueron abundantes el jueves, después de que Biden firmara su tan esperado paquete de ayuda contra el coronavirus de 1,9 billones de dólares. El plan enviará pagos directos de hasta 1.400 dólares a muchos estadounidenses y también destinará casi 20.000 millones de dólares a la vacunación de Covid-19 y 350.000 millones de dólares a la ayuda de los gobiernos estatales, locales y tribales.

El FMI  prevé  que  el  nuevo  plan  de  estímulos  de  1,9  billones  de  dólares  aumente el PIB de este país entre un +5% y un +6% en 3 años. Además, apuntó que la mayoría de los países deberían  beneficiarse  del  aumento  de  la  demanda  estadounidense.  También  advirtió  que  la  FED  y  otros  bancos  centrales necesitan administrar con “cuidado” sus políticas económicas para evitar un endurecimiento injustificado de las condiciones financieras.

Por otro lado, Biden anunció el jueves por la noche que daría instrucciones a los estados para que todos los adultos puedan recibir la vacuna antes del 1 de mayo. Además, los inversores también aplaudieron una lectura ligeramente mejor de lo esperado de las solicitudes semanales de subsidio de desempleo, que mostraron un descenso en el número de solicitantes de prestaciones por desempleo por primera vez.

Los aranceles que EE.UU. y la UE se habían impuesto recíprocamente por su disputa sobre las ayudas a Boeing y Airbus quedaron suspendidos ayer oficialmente. "Los aranceles por Airbus-Boeing se han suspendido", anunció en Twitter el vicepresidente de la Comisión Europea Valdis Dombrovskis, quien lo calificó de "noticias positivas para los exportadores a ambos lados del Atlántico".

Hoy se ha conocido que la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Astrazeneca y la Universidad de Oxford ha sido suspendida en varios países de Europa y Asia, tras los informes sobre coágulos de sangre en algunas personas vacunadas. Muchos otros países, sin embargo, han defendido el uso de la vacuna y han dicho que continuarán con sus respectivas campañas de inoculación.

Tailandia se convirtió el viernes en el primer país asiático en suspender el uso de la vacuna por motivos de seguridad, poco después de que Dinamarca anunciara una pausa de dos semanas en su despliegue nacional tras los informes sobre coágulos de sangre y una muerte. En un revés para la debilitada campaña de vacunación europea, otros ocho países también han suspendido el uso de la vacuna de Oxford-AstraZeneca: Noruega, Islandia, Bulgaria, Luxemburgo, Estonia, Lituania y Letonia.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA), organismo regulador de los medicamentos en Europa, subrayó el jueves que no había indicios de que la vacuna causara coágulos sanguíneos, y añadió que cree que los beneficios de la vacuna "siguen siendo mayores que sus riesgos".

Hasta el miércoles, unos 5 millones de personas en Europa habían recibido la vacuna de Oxford-AstraZeneca. De esta cifra, se han notificado 30 casos de los llamados "eventos tromboembólicos". Estos casos se refieren a la formación de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos y el bloqueo del flujo sanguíneo.
 

Hazte suscriptor premium. Veras la diferencia

Estrategias de Inversión dispone de una exclusiva zona premium, en la que los inversores pueden ver las carteras modelo que ofrece el departamento de análisis,  herramientas exclusivas cómo nuestros indicadores premium de más de 10.000 acciones o nuestra zona de Trading para los inversores que invierten más a corto plazo.  

Además todos los meses tendrás la revista Estrategias de Inversión, Videos de Jose Luis Cava, Antonio Espín...

Estrategias de Inversión es un medio independiente, que no pertenece a ningún grupo editorial, solo buscamos ofrecer información y análisis independiente para los inversores. ¡Ayudanos suscribiendote y beneficiate de todo este contenido exclusivo para inversores!

Ayudanos a seguir mejorando y suscribete a Estrategias de Inversión, por menos de 5 euros al mes.