Recuerden que en el momento que Donald Trump llegó al poder el mercado se disparó al alza pensando en la realización de las promesas electorales que iban desde una nueva ley de sanidad hasta una rebaja fiscal pasando por un ingente programa de inversiones en infraestructuras.

Lo anterior disparó las correlaciones buscando la reflación, lo que se tradujo en más apoyo para las subidas de tipos de interés, incremento de las rentabilidades, subida también de los tipos hipotecarios, mayor espacio para márgenes en el sector bancario, mayor crecimiento económico, etcétera.

Sin embargo, llegaron los primeros problemas porque la presidencia de un país no es lo mismo que la propiedad de una empresa, hay muchos más mecanismos y espacio para la diplomacia de lo que pueda parecer en un momento, así que las promesas de Trump empezaron a retrasarse cada vez más.

Bajo la base de lo anterior, empezaron a aparecer las investigaciones sobre su relación con Rusia y la intervención de este país dentro de las elecciones norteamericanas que no cesa de ser investigado.

Ayer ya sufrimos en las carnes de los mercados financieros de todo el planeta, un paso atrás en las correlaciones anteriores, por lo que el sector bancario ha sido uno de los más dañados, hemos tenido bajada de rentabilidades en todas partes, aumento de la demanda de los activos de seguridad y parece que hoy estamos yendo por el mismo camino.

Nada más comenzar la sesión hubo un intento de rebote pero en cuanto han aparecido informaciones acerca de más pruebas de la relación entre Donald Trump y Vladimir Putin, el mercado ha vuelto a hacerse a la idea otra vez de que es muy probable que este presidente no acabe la legislatura, por lo que se pondría en un interrogante enorme sobre todos los proyectos que deberían ser favorecedores de crecimiento. Por lo tanto, lo que ha descontado el mercado tras las elecciones de Estados Unidos, está pendiente de un hilo.

En concreto han sido informaciones sacadas a la luz por parte de la agencia Reuters hablando de contactos desde la campaña de Donald Trump con funcionarios rusos y demás personas con contacto directo con el Kremlin, así que aumenta la sensación de que sí hay algún tipo de interés por parte de Rusia de que Donald Trump alcanzase la presidencia de los Estados Unidos.

En estos momentos todos los súper sectores de Europa están en negativo y tenemos descensos en la mayoría de ellos superiores al -1%, con el de automoción y recambios -1,82%, los bancos -1,67%, recursos básicos -1,4%, servicios financieros -1,45%, industrial -1,17%, aseguradoras -1,07%, petroleras -1,3%, tecnológicas -1,33%, telecomunicaciones -1,18%.

A todo lo anterior hay que añadir algunos factores importantes como por ejemplo la multa de la Comisión Europea a Facebook, lo que deja tocado sector tecnológico; la demanda de la Comisión Europea a Fiat por el escándalo de las emisiones, que está haciendo que el valor caiga -6% y dañe al sector de automoción…

Además, hemos tenido una subasta en España a medio y largo plazo en donde hemos tenido en general descenso de los tipos de interés, por lo que queda bastante lejos la sensación de que en junio vamos a tener un cambio de tono, aunque miembros del BCE han dicho que en la reunión de junio habrá que empezar a pensar qué es lo que se puede hacer aunque no se ven subida de tipos de interés hasta que termine el programa cuantitativo y ellos ya han dicho que el programa tiene que terminarse en la fecha anunciada para que los efectos sean los que se han diseñado.