Día de ida y vuelta en los mercados europeos. La subida de esta mañana fue porque el sector bancario se quita de encima un problema con la compra de Popular por parte de Santander por un euro aplicando la  nueva legislación surgida tras la crisis, pero Wall Street no se ha encontrado con las fuerzas suficientes como para ofrecer un movimiento sólido pues mañana tenemos un montón de citas a ambos lados del océano, y encima hemos tenido un fuerte repunte de la reservas semanales de crudo en Estados Unidos que ha hecho que el precio se desplome más del 4%.

La sesión ha sido interesantísima en el mercado europeo si no fuera por la suerte que han corrido los accionistas y tenedores de deuda del Banco Popular.

Uno de los bancos más presentes en la historia de nuestro país ha desaparecido ya que Santander se ha hecho con él por el valor simbólico de un euro pero buscando dinero en una ampliación de capital para poder cubrir el agujero que tiene la difunta entidad.

El movimiento ha rozado la perfección por parte de Santander, ya que tenía activos y modelos de negocio que le gustaban mucho al banco rojo, pero era mejor dejar pasar el tiempo y controlar en forma perfecta los tiempos hasta que el banco se muriese él solo no sólo por su problema sino por la incompetencia de su cúpula directiva.

Muchísimos inversores dentro del banco popular no se acaban de creer lo que ha pasado y tampoco son conscientes de las verdaderas implicaciones de la nueva legislación emergida tras los problemas de la crisis para evitar que una nueva entidad en problemas recibiese dinero público: el famoso “bail-in” que hace responsables del rescate tanto a los accionistas como los tenedores de deuda.

Uno de los puntos negros del sector bancario europeo ha desaparecido y ahora queda el de los préstamos en problemas de Italia.

El sector bancario ha conseguido respirar, pero se ha visto ayudado en su empuje a los mercados europeos también por una mejora de las Utilities al recibir el espaldarazo de una decisión del supremo que tira por tierra una de las leyes medioambientales del gobierno alemán tras la crisis de Fukushima y se les abre la puerta a recuperar parte del dinero que han pagado en impuestos.

Por otro lado, Estados Unidos no ha conseguido ofrecer un comienzo de sesión con verdadero fundamento, y más con un desplome del 4% del precio del crudo tras aparecer un repunte realmente importante de la reservas semanales de crudo.

Mañana tenemos una sesión apasionante porque tendremos la decisión sobre tipos de interés del BCE, las elecciones en Reino Unido y además el testimonio del antiguo director del FBI delante de un comité del Senado.

Toda la atención con respecto al BCE estará en los comentarios acerca de que va a reducir las perspectivas sobre la inflación, lo que hace que no se tenga prisa para ningún cambio y se aleja un poquito más ese entorno dorado de aumento de los márgenes por parte del sector bancario. Informaciones en Bloomberg debilitaron al euro precisamente al decir que se iba a reducir esa perspectiva, pero por la tarde, la agencia Reuters consiguió averiguar que estos cambios iban a ser poca cosa, por lo que el euro volvió a recuperarse otra vez.

Veamos la crónica de la sesión al completo:

Se esperaba una apertura ligeramente a la baja en Europa y claramente a la baja en el Ibex
 

1- Ayer Wall Street tuvo una sesión muy plana y con muy pocos cambios. 

2- El Nikkei ha cerrado totalmente plano. 

3- Y es que seguimos como ayer, es decir nadie quiere mover ficha hasta ver que pasa mañana en el superjueves. Tres citas, ponen de los nervios a los operadores. 

La primera la reunión del BCE donde se puede dar el caso de endurecimiento de posturas

La segunda cita es con las elecciones en UK. Unas elecciones en las que si aciertan los sondeos (que no suelen acertar mucho) tendríamos un paralemento atascado y con mucha dificultad para las mayorías, siendo un fiasco el adelanto electoral de May. Pero hay que ver si aciertan los sondeos. En UK no han acertado ni una en mucho tiempo. 

La tercera cita y la más temida por el mercado es la declaración del ex director del FBI en las investigaciones que se llevan en el Congreso contra Trump por sus presuntas relaciones irregulares con los rusos. El mercado teme que de esas declaraciones puedan incrementarse las posibilidades de una moción de censura contra Trump. 

Así que con todo esto lo normal sería sesión de transición. 

4- En España protagonista total el Popular que tras la intervención del BCE que no lo ve viable ha sido vendido al Santander por el precio simbólico de 1 euro, con lo cual desgraciadamente los accionistas pierden todo su dinero. Una pena, porque da la sensación de que hubo tiempo hace muchos meses de haber arreglado esto de mucha mejor manera con una operación corporativa. El Santander tiene que ampliar capital por 7.000 millones para pagar el saneamiento del banco. 

Valores y noticias a destacar en la apertura española
 

El Banco de Santander se queda con el Popular por 1 euro con lo cual los accionistas desgraciadamente lo pierden todo. Los depositantes se garantizan su dinero. La decisión se aceleró ayer tras dictaminar el BCE que el banco no era viable, por lo que el FROB puso en marcha la operación. Ahora al Santander le toca ampliar capital por 7.000 millones para el saneamiento y provisiones, por lo que baja fuertemente en apertura. Se queda el mal sabor de boca de pensar, que esto se podría haber evitado hace tiempo, pero se ha dejado posiblemente correr demasiado. 

De Guindos dice que la resolución no usa dinero público y que era una buena salida dada la grave situación en la que estaba el Popular en los últimos días. 

Pescanova vuelve a cotizar tras cuatro años de suspensión con bajada del 90%

Santander. Kepler Cheuvreux lo quita de su lista española top pick, y rebaja de comprar a mantener. 

Santander dice que mantiene objetivos para este año y el que viene. 

Grifols va a suministrar derivados de plasma a Ethicon durante 10 años

Bankinter. Societe Generale rebaja de comprar a mantener. 

Parques Reunidos da pérdidas primer semestre de 65,5 millones desde los 89,8 anteriores

Según El Mundo Atlantia prepara un nuevo plan sin la Caixa en Abertis y negocia la opa con fondos que tienen 66% de las acciones. 

Hoy se reune el Comité Asesor del Ibex, hay algunas especulaciones con Indra y Viscofán, pero de momento la mayoría de expertos no esperan cambios.- 

Estamos recibiendo infinidad de consultas sobre cuál es la situación actual de los accionistas del Popular. Hay mucha confusión y es normal porque es la primera vez que se aplica la legislación actual, surgida tras la última crisis. La legislación europea, aplicada, con el BCE a la cabeza, que es quien tomó el control, ha amortizado totalmente las acciones anteriores. Los accionistas anteriores ya no tienen dichas acciones, y ahora todas están al 100% a nombre del Santander. Por lo tanto como hay un único accionista, y la entidad se está dando de baja, no tiene sentido volver a cotizar. La única vía que le podría quedar al accionista anterior, que legalmente ya no lo es, sería demandar a la entidad que desaparece, pero legalmente la ley actual permite todo lo que se ha hecho. Realmente es un día muy triste para la bolsa española y para el sistema financiero español y europeo.

Los bancos, el punto de atención del día para bien y para mal por el Popular y el BCE

Comenzábamos la sesión con la noticia del día, la compra del Banco Popular por parte del Santander por 1 euro y la pérdida de todo el dinero por parte de los accionistas.

La decisión se tomó tras haber detectado una falta de liquidez importantes y además la desaparición de ésta durante los últimos tiempos. El Santander, por boca de su presidenta, dice que es una muy buena noticia tanto para el país como para el sector bancario. Desde luego así se han expresado muchos y uno de los puntos negros del sector europeo acaba de desaparecer, literalmente.

Ahora, queda el problema de los préstamos en problemas del sector italiano, pero de momento las compras vuelven al sector y tenemos que está subiendo cerca del 1% con algunos valores muy destacados como por ejemplo el incremento del 5% que ha llegado a tener Bankia o la subida superior al 2% que tienen muchos valores franceses.

El Banco Santander ha llegado a cotizar en positivo tras las noticias, pero saber que tiene pendiente una ampliación de capital para poder absorber al banco, es algo que tiene que repercutir de forma negativa en su cotización, y ha llegado a perder más del -2%. Durante unos instantes, ver que el valor andaba tonteando con las cifras positivas animó muchísimo las cotizaciones, porque se pensó que el mercado estaba abrazado de forma muy positiva toda la situación y la confianza aparecía, cosa que sí está pasando, pero Santander tiene que cotizar esa ampliación de capital.

Por otro lado, la banca mediana no consigue del todo deshacerse de lo más lógico que pasa ahora, que todo el mundo se pregunta quién será el siguiente dentro de esa categoría. De momento, Sabadell es el peor del Ibex 35 con un descenso de -1,94% y Bankinter cae -0,59%.

Todo lo anterior en la parte positiva, es decir, las buenas noticias que se pueden sacar por aquí y por allá de todo este asunto, pero es que hay algo que todavía pesa de forma negativa sobre todos ellos, y es la información que parece que ha aparecido en Bloomberg acerca de que el Banco Central Europeo estaría pensando en reducir la perspectiva de la inflación.

Ya saben que el mes de junio va a ser muy movido porque tenemos el vencimiento trimestral de derivados y además las reuniones de los bancos centrales. Por un lado, en Estados Unidos, se descuenta ya por encima del 90% tener una subida de tipos de interés, pero es que aquí en la zona euro se espera que se empiece ya a decir qué planes tienen para cuando se termine el programa cuantitativo o que vayan diciendo algo acerca de cuándo van a cambiar el tono de sus comunicados, ya que varios miembros del Consejo de Gobierno dicen que hay que hacerlo con antelación porque la entidad debe ser totalmente predecible por los mercados.

La cuestión es que el comportamiento del crudo, y el estancamiento de los crecimientos salariales en la periferia de la zona euro, no se lo están poniendo nada fácil. Las tensiones que hay ahora mismo entre algunos países de oriente medio con Qatar, no acaban de dar confianza suficiente como para que haya facilidad a la hora de tomar decisiones en el seno de la OPEP para poder extender, o hacer lo que sea necesario, para controlar el mercado del crudo, y en estos momentos el valor del de referencia en Estados Unidos está descendiendo -0,5%, por debajo de los 48$.

Si no se puede hacer nada serio para estabilizar el mercado del crudo, seguimos estando en manos de los incrementos de producción de parte de Estados Unidos, lo que no apoya a la cifra general de la inflación, y deja al BCE con su preocupación por la falta de incremento salarial en la periferia de la zona euro, que es lo que se necesita para que la economía acabe de ser sostenible y no necesite de la intervención del BCE.

Por lo tanto, si todavía queda más alejado en el horizonte esa época de reducción de las ayudas que puede aumentar los márgenes del sector bancario, tiene un peso negativo bastante importante, y eso se está viendo claramente en la cotización del euro. En estos momentos el eurodólar está descendiendo -0,6%, algunos indicadores técnicos ya hablaban de debilidad de la parte final del mes pasado, pero es que ahora la situación se complica por esta noticia, si es que se acabase confirmando en la próxima reunión.

Las consecuencias del movimiento en este cruce, que el euro se debilita y fortalece al dólar, está haciendo que las materias primas tengan un peso negativo especial, pero es que ver que el BCE puede alargar la época de política monetaria laxa, es algo positivo para todos los mercados que no dependan de los tipos de interés de forma directa pero sí se beneficien de financiaciones baratas, por lo que en cierto sentido es positivo para el mercado, pero no tanto para el sector bancario. Eso sí, si esto sirve para mantener el crecimiento, al final los bancos de forma indirecta se verán favorecidos por la mejora de la economía, algo que siempre ha puntualizado el BCE que intenta compensar una cosa con otra.

Por otro lado, ese indicador del riesgo que es el par dólar yen, en estos momentos está intentando recuperarse algo del fuerte descalabro del día de ayer, una fortaleza del dólar que viene importada de la debilidad del euro dólar.

Además, esto es un cierto apoyo para toda la deuda pública de la zona euro, y la de Alemania está subiendo tímidamente en el día de hoy. Recuerden que hace poco dimos un vistazo a los principales futuros sobre deuda de Alemania y vimos que no acabábamos de ejecutar las figuras bajistas que se estaban realizando desde 2016, así que si el BCE se toma con más tranquilidad las cosas y la inflación no acaba de apoyar, esas figuras todavía van a tardar muchísimo en ofrecer un peligro real. Ya veremos si el precio del crudo se estabiliza o la economía es lo suficientemente importante como para que se vea obligado el BCE ha retirar ya todas las ayudas, algo parecido a lo que está pasando en Estados Unidos. Pero de aquí a que pase, todavía hay mucho tiempo.

Otro factor que está ayudando a que los mercados coticen al alza en estos momentos es el sector de las Utilities que ha llegado a ser uno de los mejores del día, aunque ahora mismo este subiendo sólo 0,74%. Si miramos los valores del índice alemán por dentro, veremos que los mejores del día son tanto RWE como E.On, con subidas superiores al 4,5% y rozando el 5%. La causa de esta mejora está en que el supremo ha eliminado una ley impuesta por el gobierno alemán tras el desastre de Fukushima, lo que abre la posibilidad a que parte de lo que ha tenido que pagar la industria alemana en el sector nuclear por subida de impuestos y costes de desmantelamiento, pueda ser devuelto. Evidentemente, el ministro de medio ambiente está muy enfadado con todo este asunto.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo ligeramente comprador pero se ha reducido un poco la actividad, algo lógico por los múltiples eventos que tenemos el día de mañana.

Tras el cierre del episodio de Popular, vigilando a los bancos españoles

Lo que parecía evitable hace unos meses, se ha dilatado tanto en el tiempo que se ha hecho inevitable, así que Popular pasa a ser parte de la historia.

Lo cierto es que ya parece entrar dentro de la categoría de las pesadillas, de las vividas pero ya no presentes, así que hay que vigilar muy de cerca el comportamiento del sector bancario español una vez cerrado este episodio.

Recuerden que tenemos figuras bajistas muy importantes en valores como por ejemplo el BBVA o Bankinter, en concreto hombro cabeza hombros con movimientos bajistas en algunos indicadores como por ejemplo la acumulación distribución, algo que venimos vigilando desde hace ya tiempo por si se ejecuta dicha figura y nos metemos en problemas bastante serios.

Sin embargo, la pesadilla de popular ha desaparecido, y debemos estar muy atentos al comportamiento del mercado por si la reacción es la contraria, acabar rompiendo esas figuras para iniciar una recuperación.

En el BBVA, debemos vigilar la directriz bajista del RSI además la directriz bajista del precio que viene desde los máximos de la figura.

En Bankinter tenemos una situación similar, lo que pasa es que la bajada del día de hoy nos está colocando en ese primer soporte que tenemos en la zona de los ocho euros y mucho cuidado si acabamos dejando alguna figura alcista en el diario y además el volumen es superior al de ayer, cosa que sería de vigilar por si acabamos dejando una muestra de interés comprador junto con un acumulación distribución que se está recuperando algo. El RSI también tiene su parte de protagonismo porque si rompe al alza, también deberemos buscar roturas alcistas en las directrices bajistas del precio.

Las Utilities alemanas, otro punto fuerte importante del día

Ahora mismo los dos mejores valores del índice alemán son RWE y E.ON, con mejoras superiores al 3% y es que hoy han conseguido en los tribunales una victoria realmente épica.

¿Se acuerda del desastre de Fukushima? La central nuclear que estuvo en peligro tras el tsunami que asoló parte de Japón. Pues bien, en aquel momento todo el mundo tuvo pánico al peligro que representaban las centrales nucleares y Alemania adelantó el cierre de esa energía para pasar otro tipo de generación eléctrica.

Desde ese momento, se inició una batalla legal realmente importante porque se quería hacer que las empresas pagasem más dinero por cada vez que recargaban las centrales y además debían asumir el coste del desmantelamiento de todas las instalaciones.

Pues bien, hoy el supremo alemán ha dicho que esa ley es ilegal y además vacía, por lo que se abre la puerta a que puedan recuperar el dinero que han pagado bajo esa ley.

Ahora, veremos cuál es la repercusión en todo el sector y en ese paso a la renovables, porque mucho de lo que se había asumido que iba pasar de ahora en adelante, no va a pasar, o por lo menos en los plazos establecidos, por lo que las nuevas energías tienen un golpe negativo importante pero las tradicionales tienen más tranquilidad, así que las operaciones de Spread entre ambas pueden deshacerse. Ya veremos qué pasa con todos los planes de separación de actividades que han llevado a cabo precisamente por las obligaciones de esa ley y las implicaciones en el valor de las compañías. Esto no es tanto un punto final como un punto y aparte, ya que los pasos iniciados no se sabe qué va a ser de ellos.

El Santander prestando servicio público con la compra de Popular

La presidenta del Santander dice que la solución al Banco Popular ha sido buena para España y también lo es para el sector pero avisa de que nada cambia para los clientes del banco. La absorción del banco es una muestra clara del apoyo que ofrece Santander tanto al país como el sistema.

Además, considera que este movimiento es una oportunidad única para acelerar los planes que tienen tanto para nuestro país como para Portugal.

Con respecto a los activos de Popular, ha puesto el acento en que quiere deshacerse de la mitad de los activos inmobiliarios que tiene en un plazo de 18 meses.

Reservas semanales de crudo en Estados Unidos con una mala sorpresa

Reservas semanales de crudo suben 3,295 millones de barriles desde el descenso de -6,42 de la semana pasada, muy por encima de lo esperado que era un descenso de -3,46 millones.

La reservas semanales de gasolina suben en 3,32 millones, dando la vuelta al descenso de -2,85 millones de la semana pasada, y muy por encima del incremento de 0,58 millones esperados.

La reservas de destilados aumentan en 4,0 7 millones, muy por encima de los 0,39 que se añadieron la semana pasada y por encima de los 0,28 esperados.

El dato es muy negativo para el precio del crudo.

Los datos de Europa de hoy:

Alemania:

Pedidos a fábrica de Alemania del mes de abril se da la vuelta de forma brusca aunque no inesperada, pasando de un crecimiento del 1,1% a otro del -2,1%, peor de lo esperado que era un descenso de -0,4%.

Como se puede observar el gráfico adjunto, la volatilidad del dato se ha incrementado desde comienzos del último trimestre del año pasado y de momento cómputo es negativo en 2017.

España:

La producción industrial interanual del mes de abril de España sigue en terreno positivo como desde hace muchos meses, y además hoy ha ofrecido un dato algo mejor de lo esperado, pues pasamos de un crecimiento del 0,4% a otro del 0,7%, aunque notoriamente peor de lo esperado que era una subida del 1,2%.

Como se puede observar en el gráfico, la producción lleva muchos meses en signo positivo, algo muy bueno para la economía.

Las previsiones de la OCDE

Revisan al alza la previsión de crecimiento mundial en 2017 desde el 3,3% al 3,5%. Para 2018 no hay cambios y se mantiene en el 3,6%.

Para China, suben este año del 6,5% al 6,6% y además para 2018 pasan del 6,3% al 6,4%.

Para Estados Unidos este año reducen la perspectiva del 2,4% al 2,1% y además también reducen la de 2018 pasando al 2,4% desde el anterior 2,8%.

Para Japón mejora del 1,2% al un, 4% y en 2018 también tienen una mejora que alcanza el 1%, desde el 0,8% de la previsión anterior.

A Reino Unido le mantienen la visión en 2017 en el 1,6% y en 2000 18/1 por ciento.

Para la zona euro se mejora del 1,6% al 1,8% y el año que viene también se alcanza el 1,8% desde el 1,6% anterior.

Reino Unido:

Índices de precios de las viviendas en Reino Unido en el mes de mayo calculado por Halifax nos deja una variación mensual con un incremento del 0,4%, eliminando el descenso de -0,1% del mes anterior y además mucho mejor de lo esperado que era tener otro descenso exactamente igual.

Sin embargo, en las cifras interanuales sí que apreciamos cierta desaceleración, pero menos de lo esperado, pues pasamos de un incremento del 3,8% a otro del 3,3%, por encima del 3% estimado.

Italia:

Ventas minoristas de Italia del mes de abril no mejora como se esperaba, ya que de no tener variación alguna el mes anterior, baja ligeramente -0,1%, movimiento decepcionante porque se esperaba un crecimiento del 0,2%.

Donde sí tenemos sorpresa positiva es en la cifra interanual, pues el mes de abril pasamos de un descenso de -0,5% a tener un incremento del 1,2%. Echando un vistazo al gráfico interanual, la verdad es que es bastante decepcionante, porque tenemos muy pocos meses en positivo y es la primera vez que pasamos por encima de cero en 2017.

Resumiendo la sesión: día de ida y vuelta en los mercados europeos. La subida de esta mañana fue porque el sector bancario se quita de encima un problema con la compra de Popular por parte de Santander por un euro aplicando la  nueva legislación surgida tras la crisis, pero Wall Street no se ha encontrado con las fuerzas suficientes como para ofrecer un movimiento sólido pues mañana tenemos un montón de citas a ambos lados del océano, y encima hemos tenido un fuerte repunte de la reservas semanales de crudo en Estados Unidos que ha hecho que el precio se desplome más del 4%.