Depósitos a la vista y a plazo
en la categoría de Fiscal
La base imponible la forma el Interés bruto percibido.
Son rendimientos sujetos a una retención del 18%.
Para los Depósitos a Plazo, existe una reducción del 30% para todos los rendimientos que se obtengan en un perído superior a dos años (por ejemplo, dos años y un día).
Al resultado de aplicar, si procede, el porcentaje anterior se le aplica la escala del impuesto para la determinación de la cuota a pagar, si bien se restará posteriormente el importe de la retención practicada, en este caso el 18 %
Palabras relacionadas: Fiscalidad del patrimonio