Indicadores Macroeconomicos
en la categoría de Banca y finanzas
Las cosas serían muy fáciles si sólo los factores fundamentales dirigieran el movimiento de precios de las acciones. Los factores macro son un mix de condiciones externas que alteran la oferta y demanda de las acciones, influyendo en la situación técnica del valor, afectando a las series temporales e influyendo, algunos indirectamente, en los fundamentales (por ejemplo, el crecimiento económico indirectamente contribuye al crecimiento de los ingresos).
Los indicadores macroeconómicos se concentran en información económica como las tasas de interés, la producción industrial, oferta monetaria, deuda corporativa, inflación, etc. Existen gran número de variables que pueden afectar a la definición de escenarios y que habitualmente el analista o inversor utiliza para recomponer o modificar expectativas. Los indicadores sirven para caracterizar la situación presente y anticipar la situación futura de la economía de una zona o país.

Figura 2: Indicadores Macro


Fuente: Infomercados


Los principales datos en EEUU, normalmente aunque con alguna excepción, se hacen públicos a las 14:30h y a las 16:00h, en horario español, y las decisiones de las reuniones de la FED salen hacia las 20:00h. En el intradía los datos que normalmente acaparan mayor atención son el informe del empleo estadounidense, el PIB, la utilización de la capacidad, producción industrial, índices de confianza y ventas minoristas.

Previsiones Consenso de mercado Publicación del Dato Impacto
Cuanto más se desvía un indicador de las expectativas, mayor será el efecto en los mercados financieros.
Hay que tener en cuenta en la interpretación que una lectura rápida puede resultar engañosa por lo que es conveniente valorar adecuadamente la diferencia entre indicadores de crecimiento económico e indicadores de precio y entre indicadores coincidentes y adelantados considerando además los posibles factores que puedan distorsionar la lectura de un indicador, volátiles, estacionales y/o excepcionales. Hay que tener en cuenta además la periodicidad, el momento de la publicación y si son datos preliminares o finales. Además es necesario valorar niveles y tasas de crecimiento