Ratios de liquidez
en la categoría de Análisis fundamental
Miden la capacidad de la empresa para cumplir sus compromisos en el corto plazo, es decir miden la liquidez de la empresa.

Ratio de liquidez:
Es un valor muy sencillo que relaciona el activo circulante con el pasivo circulante e interesa que sea lo más elevado posible.

Ratio de disponibilidad o prueba del ácido:
Mide la capacidad de cumplir las obligaciones a corto plazo sin vender existencias, que dentro del activo circulante suele ser la parte menos líquida. Interesa que sea elevado.




Ratio de caja:
Es uno de los ratios más clásicos y relaciona la parte más líquida del activo circulante con el total del activo circulante. También interesa que sea lo más elevado posible, para garantizar una buena liquidez en la empresa.



Periodo de defensa:
Es el tiempo, medido en días, en el que la empresa es capaz de hacer frente a las salidas de caja, con los activos líquidos a corto que maneja en un momento determinado, sin necesitar realizar ningún incremento de las ventas. Interesa que sea lo más elevado posible.

Ciclo de operaciones:
Normalmente una compañía gasta parte de la caja en existencias, luego vende estas existencias o productos a crédito y finalmente, una vez transcurrido el plazo de cobro, recibe el dinero como pago de sus ventas. El ciclo de operaciones, es un ratio que mide el tiempo en días que una empresa tarda en recuperar esa caja invertida en las existencias. Se puede definir como el número de días necesarios para vender las existencias más el periodo medio de cobro. Interesa que sea el menor posible.