}

    Ratio de disponibilidad

    ¿Qué es el ratio de disponibilidad?

    El ratio de disponibilidad es un ratio que se utiliza habitualmente para calcular la capacidad que tiene una compañía de sufragar las deudas a corto plazo. Se enmarca dentro de los ratios de solvencia, que suelen ir destinado a calcular la fortaleza financiera que tienen las empresas a la hora de hacer frente a sus obligaciones. En este caso, el ratio de disponibilidad, también llamado de disponibilidad ordinaria, está enfocado en la capacidad de hacer frente a los pagos en el corto plazo. Es decir, trata de calcular la facilidad o dificultad que tiene una compañía de hacer frente a los pagos que debe efectuar en un plazo inferior a 365 días.

    ¿Cómo se calcula el ratio de disponibilidad?

    Lo cierto es que calcular este ratio es sencillo, ya que solo necesitamos conocer dos datos de las cuentas de la compañía para poder calcularlo. Así, será necesario tener el dato del activo disponible de la empresa y del pasivo circulante. El activo disponible es aquel que una empresa cuenta con él en caja para hacer frente al pago de las deudas. Es decir, se identifica con el dinero que una empresa tiene de forma inmediata en sus cuentas. Forma parte de lo que se llama activo circulante, pero no es lo mismo, ya que en el circulante se tiene en cuenta también con el activo realizable.

    Por otro lado, el pasivo circulante no es otro que la parte del pasivo que hace referencia a las deudas que deben ser abonadas en el corto plazo, que es un periodo inferior a un año. También se le denomina como exigible a corto plazo. En cualquier caso, ambos términos hacen referencia a las deudas que cualquier empresa debe abonar antes de 365 días.

    Una vez que tengamos sobre la mesa los dos datos la fórmula es bastante sencilla de realizar.

    Ratio de disponibilidad = activo disponible / pasivo circulante

    Ahora, queda una parte importante que es la de saber cómo interpretar el dato en cuestión. Se estima que lo deseable es que el resultado óptimo se encuentre entre 0,1 y 0,15. Si es inferior o superior cabría preguntarse porqué motivo lo es. Ya que un ratio inferior a 0,1 nos indicaría que la compañía tiene muy pocos recursos para hacer frente a sus deudas y podría incurrir en una situación de impago. Mientras que un ratio superior a 0,15 podría significar que la compañía no está haciendo uso de todos sus recursos.

    En cualquiera de los casos, una vez que se tenga el dato habría que analizar el porqué de ese dato, ya que podemos encontrar causas muy diferentes. De hecho, es probable que haya sectores puntuales que el ratio de disponibilidad lo excedan por arriba o por abajo por la tipología de su negocio. Por ejemplo, aquellas compañías que tienen que hacer frecuentemente pagos a sus proveedores, como las cadenas de supermercados, tendrán un pasivo circulante más amplio porque el pago de las deudas es más cortoplacista.

    Por tanto, como ocurre con casi todos los ratios lo más recomendable es comparar el dato de la compañía con datos de las compañías del sector y sus principales competidores para saber si es normal o no ese resultado. Al mismo tiempo, también sería positivo comparar la evolución del resultado del ratio de disponibilidad con el histórico de la empresa para saber cómo ha ido cambiando la gestión de la compañía en concreto. Aun así, es una buena manera para conocer si una empresa en cuestión es solvente o va a sufrir para poder hacer frente a las obligaciones en el corto plazo. Si esto es así, la empresa podría sufrir seriamente en bolsa y en el mercado de bonos.

    Términos asociados

    Ratios de liquidez

    Miden la capacidad de la empresa para cumplir sus compromisos en el corto plazo, es decir miden la liquidez de la empres ...

    Leer más
    X
    Volver arriba