La prima de riesgo de la deuda española encara la recta final del 2013 con el objetivo de caer por debajo de los 200 puntos básicos. Lejos quedan esas semanas del verano de 2012 cuando la diferencia entra la rentabilidad de la deuda alemana (por debajo del 1,3%) y la española (cerca del 7%) superaba ampliamente los 500 puntos