El recorrido de Disney en los mercados está en duda. La capacidad de que sus acciones sigan batiendo sus máximos históricos no está del todo clara para los expertos. En parte, tiene que ver con el acuerdo de renovación que tiene que acometer con la plataforma de televisión por satélite, Dish. (Ver
Disney se la juega en su acuerdo con Dish)

Si la empresa creadora de Mickey Mouse no consigue que las negociaciones lleguen a buen puerto, su cotización en el mercado podría resentirse. Además, se le une los límites de crecimiento que tiene su canal ESPN. El canal tuvo una subida espectacular de audiencia en los últimos 6 meses, que tuvo su mayor soporte en los espectáculos deportivos, dado que posee parte de los derechos de las mayores ligas estadounidenses y de todo el mundo. Pero, precisamente, ese incremento puede quedarse estancado para muchos analistas.


Así, en el segundo trimestre el incremento de las ventas de Disney  fue más lento de lo esperado, en gran medida, por las escasas ventas generadas por el largometraje “The Long Ranger”. Este nivel fue un 4% superior con respecto al mismo periodo de 2012, mientras que los beneficios del primer trimestre excedieron en un 32% con respecto al primer trimestre del año.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión señalan que Walt Disney se encuentra en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 10 en una escala que oscila del 0 al 10. Además, este análisis técnico no resalta ningún aspecto negativo, dado que la tendencia es alcista, la volatilidad es decreciente y el volumen es creciente.