El experto analiza la evolución del fabricante de coches eléctricos que preside el carismático Elon Musk.
Podemos observar como la tendencia verdadera de esta acción es alcista. Por otro lado, otro punto que nosotros utilizamos de manera fundamental es invertir siempre en acciones que se comporten mejor el mercado. En el gráfico se ve cómo desde noviembre de 2012 Tesla presenta una fortaleza positiva.

Con esto encima de la mesa podemos intuir que Tesla es una acción a tener en cuenta. Otro factor es su sector. Hay que tener en cuenta si el sector acompaña la tendencia de esta compañía. En este caso, pertenece a la industria de automóviles que en estos momentos presenta una debilidad bastante manifiesta.

Dentro de los sectores débiles de Estados Unidos destaca el de la automoción. Cierto es que presenta un momento operativo 50, eso quiere decir que técnicamente es bastante positivo, pero no es uno de los mejores sectores a la hora de invertir. Por lo que Tesla, a pesar de encontrarse en una buena zona para invertir, no sería uno de nuestros candidatos si atendemos a nuestra metodología de inversión.

Para aquellos que no tengan en cuenta los sectores, a día de hoy Tesla es un valor a tener en cuenta y ahora vamos a ver si está generando alguna oportunidad. En esta línea, lo que vamos a utilizar son los procesos correctivos dentro de las tendencias alcistas para intentar incorporarnos en los inicios de los nuevos impulsos. Prácticamente como ocurrió en enero de 2013.

Ahora nos encontramos en una situación en la que por un lado vemos como esta zona de resistencia, el máximo alcanzado en octubre de 2013 en 195 dólares, ha sido utilizada por el precio de nuevo como soporte.

Además, si hacemos un pequeño proceso de canalización, utilizando los dos máximos últimos, nos damos cuenta como el valor ha intentado desarrollar este proceso marcando una zona de unificación de criterios. Eso nos marca que el proceso correctivo está a punto de terminar.