El experto le da un repaso al aspecto técnico del sector de las petroleras después de la caída en picado del petróleo la pasada semana tras la decisión de la OPEP de no recortar la cuota de producción.
No deberíamos buscar posiciones compradoras en el mercado de commodities. Hemos vivido unas semanas de incertidumbre, pero de nuevo el dinero vuelve a entrar en las acciones. El mercado actual de commodities es el peor para poder invertir y no es sólo situación del petróleo.

Respecto al petróleo, se ha estado moviendo en un rango lateral en los últimos cuatro años entre los 102 dólares y 75 dólares. El mercado ya lo ha vuelto a situar en su sitio, aunque finalmente perdió el mínimo de 73 dólares y ahora el siguiente mínimo lo encontramos en la zona de 61 dólares el barril.

El mercado de acciones se ve afectada en lo que respecta al sector de petróleo y gas. Se encuentra en la parte más desfavorecedora para realizar inversiones desde hace mucho tiempo.

El desastre bajista afecta a todas y cada una de las acciones. Carboclor, compañía argentina, es un ejemplo de ello.

En el caso de Repsol, al menos, está aguantando el tipo en el sentido de que no ha acelerado esta semana las caídas. La media móvil lleva bastante tiempo marcando ese movimiento bajista. La pérdida de 17,84 euros hacia que el patrón técnico de Repsol pasara de ser alcista a bajista. A día de hoy con este escenario lo único que podemos pensar es en caídas. Si todo lo que rodea a la compañía es un desastre, esto sólo va a acelerar las ventas.

A día de hoy sólo podremos encontrar la posibilidad de una señal bajista. Se perforó los 17,82 euros y desde entonces ha dibujado un patrón correctivo en A-B-C. Debemos dejarnos llevar por lo que el mercado nos está diciendo. El precio ya la semana pasada empezó a caer. Nuestro indicador nos está diciendo que está posiblemente en zona de control. Se está celebrando una batalla entre los alcistas y bajistas dentro de Repsol. Yo me colocaría dentro de una posición vendedora porque podría ir a buscar la zona de los 16 euros.