Luis Lorenzo, analista de Dif Broker, analiza la situación técnica de OHL.

OHL se ha comportado muy bien desde los mínimos de 2012. Desde entonces ha duplicado su precio hasta llegar a los 35 euros en 2007. En cambio, en 2014 no ha sido capaz de llegar a ese nivel y ha iniciado un retroceso de forma perfecta hasta la directriz alcista de 2009, hasta los 20 euros. Se mantiene por encima, lo que es positivo para el valor.

A pesar del mantenimiento de los 20 euros, sigue arrastrando una tendencia bajista desde la bajada de los 35 euros. El mantenimiento de los 20 euros es una vuelta inequívoca del valor, por lo que podría suponer una compra con un primer objetivo en 22,66 y, un objetivo aun más importante en los 25 euros. Habría que situar stop en 19,10.