El gráfico del Ibex35 de largo plazo muestra una recuperación desde 2009 que mantiene hasta 2010 y desde ahí inicia un movimiento correctivo que le lleva a perforar los mínimos de 2009. A corto plazo, el valor rebota desde julio de 2013 y la situación alcista que ha tenido desde entonces le ha llevado a superar la zona del 38,2% de todo el movimiento precedente.


Lo que ha tenido el índice español es una recuperación consistente que le ha llevado por encima de la zona de 3320 puntos y ahora estamos en un nivel de consolidación que no sabemos si será de continuación alcista o, una vez superada la primera zona de resistencia pero no la segunda, ya ha terminado.


Para decidir qué hacer, esta experta recomienda fijarse en el canal bajista en el que se mueve en los últimos meses
y, por lo tanto, miraremos si rompe la resistencia de los 8750-8880 puntos, que daría continuidad al movimiento iniciado en julio de 2012 con objetivos alcistas en la zona de 9000 e incluso los 9800 puntos.

Por el contrario, si el canal se rompe a la baja “las posibilidades hablarían de que se habría terminado el movimiento alcista e iniciaríamos un movimiento correctivo que le haría buscar los soportes de 6980 e incluso los 5920”. El corto plazo pasa por determinar que hará el mercado, por lo que permaneceríamos fuera.

En el caso del DAX, el índice es mucho más alcista. “Estamos en las inmediaciones de los máximos de 8220 puntos. “En este caso podemos permanecer alcistas con potencial alcista en ese objetivo y, si no hemos tomado posiciones, nos mantendríamos fuera hasta que se rompa la ruptura de ese nivel”. Con esa situación, si lo que tiene lugar es una vuelta bajista que nos lleve a perforar los 7420 “podríamos tomar posiciones cortas con objetivo hacia niveles 7000-6900 puntos y la ruptura de ese nivel nos permitiría completar la posición buscando objetivos de 6520 e incluso 6160 puntos.