Rubén J. Ullúa, Asesor y analista de mercados financieros, analiza las perspectivas técnicas que presenta en Wall Street la tecnológica Google.
El valor se consolidó en 2011 cuando comenzó un proceso de avance hasta llegar a los niveles actuales. Es cierto que llevó la cotización hacia valores máximos de 615 dólares por acción, justo a comienzos del presente año. Ha sido a partir de entonces cuando comienza un proceso de idas y vueltas.

En las últimas semanas los precios llegaron hacia los 518 dólares. Técnicamente creemos que este movimiento de avance o de tendencia alcista que dio comienzo en el año 2011 aún tiene recorrido hacia delante. Con lo cual solo se trataría de un movimiento de carácter temporal las caídas que se vieron.

En la gráfica semanal lo vemos más claro. Nuestra lectura técnica sostiene que quizás desde los máximos de febrero pasado podría desarrollarse una formación triangular y que podría tener mayor potencial de desarrollo.

Es decir, si nuestra lectura es correcta, deberíamos asumir que la zona de mínimos que alcanzamos en octubre, hace una zona de piso y podríamos buscar la zona de los 590 y que desde ahí la acción habilitaría un nuevo recorrido bajista dentro de la fase de consolidación, pero el precio volvería a zonas de 540 o 520.

Después de eso pensamos que el activo volvería a retomar su tendencia alcista de nuevo y entonces sí poder superar los máximos históricos que se alcanzaron hacia febrero pasado en torno a los 615 dólares. Esta es nuestra visión principal y en este sentido debemos ser precavidos en nuestra operativa del corto plazo porque es de esperar que en esta volatilidad, todavía pueda tener mayor recorrido.

Claramente esta visión se comprometería si tuviéramos un movimiento de caída que termine por perforar los mínimos de octubre pasado. Si eso ocurriera estaríamos asumiendo que el mercado todavía podría habilitar un proceso de corrección algo más profundo que podría terminar conduciendo a las cotizaciones hacia la zona de 500 dólares.