El experto analiza el aspecto técnico de un valor que sigue superando máximos históricos jornada tras jornada 
Como se observa en la siguiente gráfica semanal, el desarrollo alcista que ha tenido esta empresa en los últimos dos años ha sido realmente importante, pasando de los 17,50 dólares hasta los valores actuales que representan niveles históricos en torno a los 71,50 dólares por acción.

Este avance indudablemente ha generado un gran entusiasmo por parte de los inversores, donde encontraron en la empresa un atractivo de inversión e incluso también un atractivo para el trading diario, básicamente por la liquidez y la interesante volatilidad que tiene muchas veces la acción en el transcurso de las jornadas.

Cuando centramos el análisis puramente en lo técnico, observamos que este ciclo alcista se estaría desarrollando bajo una formación tendencial de 5 movimientos. Este esquema tendencial es interesante como perspectiva de fondo para la empresa, también es cierto que nos encontramos en el último movimiento de la secuencia alcista y estaríamos cerca de alcanzar un techo y para eso debemos estar atentos en el corto plazo.

Para poder tomar magnitud de hasta dónde puede extenderse la tendencia alcista en onda 5, lo que generalmente se hace es medir la onda 1 y si el comportamiento tendencial y el avance con respecto a la onda 5. Es a partir de eso que tomamos como referencia que la onda 1 ha tenido un incremento básicamente del 87% entre septiembre de 2012 y 2013. Haciendo un trasvase porcentual y calculando podríamos decir que esta onda 5 nos podría llevar a instancias muy cercanas de los 78 u 80 dólares por acción.

Sin embargo, cuando centramos la atención en el corto plazo vemos que el movimiento del avance se mantiene bastante pujante, principalmente en la jornada del miércoles, que colocó los precios en zona de máximos históricos, cercanos a los 72 dólares por acción y es allí donde los precios se centran actualmente.

En este sentido lo que vamos a observar son dos situaciones muy interesantes. En primera instancia ver que todo el desarrollo alcista del último tiempo ha comenzado ya a generar una divergencia bajista. Hoy por hoy se ve exactamente esa divergencia bajista.

En lo que respecta a otros parámetros técnicos a tener en cuenta, podemos ver también que tomando como referencia un canal alcista que una los mínimos de noviembre de 2013 y los mínimos de enero de 2013, la empresa ha venido respetando inicialmente un canal con cierta importancia.

En primera instancia el canal fue reconocido como nivel de resistencia, donde la compañía no podía superarlo básicamente. Sin embargo, cuando los precios logran sobrepasar esa línea superior del canal vemos que esa zona forma pasa a ser principal soporte de contención ante recortes parciales que puedan darse.

En la medida que los precios logren sostenerse por encima de la zona de 70 o 69 dólares por acción podemos esperar que la tendencia alcista continúe para duplicar el canal original y así colocar los precios en niveles cercanos en los 78 o 79 dólares por acción. Las condiciones claramente cambiarían si vemos que los precios comienzan a debilitarse y vemos caídas de estos por debajo de las zonas de los 68 dólares por acción.

Si eso sucede podríamos pensar que la zona de máximos habría alcanzado un punto de inflexión y quizás un inicio correctivo mayor para esta empresa.