El experto repasa el aspecto técnico del fabricante de Apple después de la presentación de sus nuevos dispositivos hace apenas dos días. ¿Cuál será la mejor estrategia de trading con el valor?


Hemos visto la presentación de los nuevos terminales y la verdad es que en el mercado hemos tenido una sensación un tanto dispar, puesto que la volatilidad que se generó en el día del evento terminó en cifras negativas. De todos modos arrastrada por el mercado lo hizo mejor en el día de ayer. Fue una reacción de volatilidad lógica, dado que estamos en una resistencia muy importante para el precio.

Estamos intentando romper máximos históricos para continuar esta gran historia que ha sido la de Apple. Toda esta tendencia se ha visto desarrollada e impulsada por el crecimiento del beneficio por acción. Esto es lo que siempre tenemos que entender. El precio se mueve al final por el crecimiento del beneficio por acción.

Eso no es contraproducente que en el camino se produzcan correcciones, porque al final cuando se acelera muy verticalmente la tendencia hay un efecto rebaño que llama a comprar esta acción con el objetivo de ganar de una manera fácil. Eso no quiere decir que una burbuja pueda tener un ajuste importante como sucedió en su momento, en la que la compañía descendió cerca de un 50%.

Este ajuste responde a la capacidad que tiene la empresa de consolidar un poco más la curva de crecimiento y hacerla más sostenida en el tiempo. Cuando está en vertical, lógicamente la continuación de la verticalidad pues es insostenible. No se puede perdurar en el tiempo. La pregunta es si la historia tan revolucionaria que hemos visto en esta compañía va a cambiar con nuevos modelos.

La revolución del iPhone 6 no es existente. Simplemente es la mejora de un modelo y el reloj al final no es una innovación. Es aportar al mercado algo que ya existe de una manera diferente quizá. Pero está claro que la capacidad de vender el iPhone 6 está ahí y creemos después de la presentación que se van a vender muchos terminales, incluso del reloj, y eso continuará haciendo crecer el beneficio por acción de esta compañía.

Luego si miramos el precio cotizar 16 veces los beneficios en una compañía como Apple no es para nada caro. Es cierto que la compañía lleva un esfuerzo bastante importante de 55 a 100 casi del 100% y que estamos en una resistencia muy importante. No descartamos un ajuste de todo este tramo para ponerse en máximos históricos, pero tampoco descartamos que el valor decida romperlo y consolidarse en un territorio jamás visto.

En este caso lo que tenemos que hacer es no comprar en resistencias. Esperar a que esta sea superada y luego cuando veamos una corrección intentaríamos comprar. Si la resistencia siguiera como tal y el mercado decidiera caer, es probable que tengamos un ajuste que podría ser entre los 85 y los 90 dólares. Por ahí podríamos ser compradores nuevamente de Apple aspirando a que la compañía supere los máximos históricos.