JPMorgan ha publicado un informe en el que considera que la probabilidad de que EEUU entre en recesión en 2020 es del 60%. Por su parte, la segunda economía del mundo, la de China, se está desacelerando bruscamente. Y las autoridades oficiales chinas probablemente están "cocinando" las estadísticas. En este entorno, el único instrumento que presenta una tendencia alcista a corto plazo es el oro.

invertir en oro

Los datos macro de China publicados hoy fueron decepcionantes. El banco central de China intervino verbalmente en los mercados diciendo que la bolsa china estaba barata.

Se produjo un rebote desde los mínimos de la sesión, pero es sólo un rebote. Ahora la zona de los 2.660 del Shanghai composite es una resistencia muy fuerte.

El retroceso que han sufrido las bolsas estadounidenses, las únicas que aún se encuentran en tendencia alcista, ha hecho que muchos analistas se pregunten cómo se puede contagiar la debilidad China a las bolsas estadounidenses.

Obviamente, la forma más lógica sería a través del sector de Materiales y, en segundo lugar, por el sector financiero.

La debilidad del sector de materiales es evidente. Este hecho me hace pensar que la desaceleración económica China es preocupante.

Por otro lado, debemos considerar el sector de materiales como el canario que nos avisará con antelación de la recuperación económica china.

El S&P 500 es el índice bursátil estadounidense que mejor está aguantando el chaparrón. El soporte de los 2.760 es significativo, mientras se mantenga por encima, predisposición alcista a corto plazo.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que los algoritmos probablemente desencadenarán ordenes de venta en el momento en que detecten fortaleza en torno,o por debajo, de los 2.850.

La tendencia del IBEX 35 es bajista en gráficos semanales, diario y horarios. Si descendemos a un gráfico horario, sólo la superación de la resistencia de la zona 9.100-9.130 nos avisaría de la formación de un suelo.

El DAX es bajista a corto plazo y parece que quiere dirigirse a un soporte en torno a 11.380 y que se corresponde con la pauta plana desplegada a mediados de enero 2017 y con los máximos del 30 de noviembre de 2015.

El oro, al alza

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el único producto con liquidez suficiente que se encuentra desplegando un tramo al alza en la actualidad es el Oro.

Si se fijan en el gráfico que se recoge a continuación, su cotización superó la zona de resistencia de los 1.215 y, tras hacerlo, alcanzó la zona de los 1.240.

Una vez que tocó los 1240 dólares la onda, el oro inició un movimiento lateral. Si durante esta fase correctiva, el oro fuera capaz de mantenerse por encima de 1.205-1.210, la probabilidad de que la cotización del oro se dirigiera a la zona de los 1.300-1.360, sería muy alta.

Gráfico diario del oro