Marion Muller, directora de OroyFinanzas y vicepresidenta de la Asociación Española de Metales Preciosos justifica que “en épocas de bonanza económica, el oro se comporta como una materia prima pero, en época de crisis se comporta como una divisa, como lo está haciendo ahora. Por ello, todos los países que tengan sus reservas en dólar y que temen que éste se devalué por la masa expansiva monetaria, se refugian en el oro.