¿Cuáles son las acciones que peor comportamiento están teniendo en este 2014? Alguna compañía puede sorprender. La clave es si seguirán esa tendencia o si, por el contrario revertirán la situación.
Empezar con mal pie no es una buena señal, aunque tampoco es definitivo. Muchas cotizadas han arrancado el ejercicio con mal gesto. El síntoma de pereza ha aparecido en términos bursátiles y el rojo es el color que más les ha vestido durante lo que va de año en el parqué neoyorkino. ¿A qué se debe ese retroceso? O lo que es más importante… ¿Se recuperarán de esas caídas o habrá continuidad a los descensos?

Evidentemente hay empresas a las que le pueden sentar mal iniciar el año. Marcar un buen ritmo es difícil en el mercado es difícil, sobre todo con las altas valoraciones que han alcanzado los principales índices en Estados Unidos. Ése ha sido el caso de la primera de la lista en esta fastuosa espantosa clasificación, Coach, que pertenece a un sector muy castigado en el primer semestre por el descenso de los ingresos, el minorista.

La firma recientemente presentó sus cuentas, que de momento no le salvan de seguir un recorrido a la baja. Las ventas de Coach cayeron un 7% hasta 1.140 millones de dólares, superando la estimación de los expertos que era de 1.090 millones de dólares.

Las ganancias netas, por su parte, descendieron un 66, hasta 75,3 millones de dólares, o 27 centavos por acción. Excluyendo costes extraordinarios, la compañía ganó 59 centavos por acción. Los analistas, en promedio, esperaban ganancias de 53 centavos por título. Así, con todo, cae más de un 35% desde el inicio del 2014.

Peores acciones del 2014

Por otro lado, Staples se encuentra dentro de esta clasificación tan negativa. Pese a que no quisiera estar, se trata de otra retail cuyos números no le han acompañado especialmente últimamente. Por eso destaca en el top 10 y por eso no termina de despegar en el mercado norteamericano en los últimos meses.

En su caso, para el consenso de expertos no es un activo a tener en cuenta más que para ir a cortos. El 72% apuesta por mantener sus acciones en cartera y el 28% restante por venderlas. Entretanto, su precio objetivo se sitúa por debajo del valor en el que cotiza actualmente: 11 dólares.

Otra de las cotizadas importantes que llama la atención que se encuentre presente en la lista es Best Buy. A finales de Julio su CEO, Hubert Joly, salió a la palestra para aseverar que las ventas de tablets en su sitio web estaban descendiendo cuantiosamente. No está atravesando su mejor momento y esa es una de las razones por la que ha caído en bolsa más de un 25%.

En esta línea el consenso de mercado se reparte casi a igualdad de porcentajes la recomendación sobre el valor entre comprar y mantener, mientras su precio objetivo se sitúa en, aproximadamente, 33 dólares. Cantidad que se encuentra muy cercana a los niveles en los que se mueve hoy en día.

Pero si hay que hablar de una compañía es de Amazon. Figura la séptima dentro de un ránking en el que tiempo atrás no se imaginaba estar. La empresa de comercio electrónico protagonizó un rally alcista que dejó perplejo a muchos inversores. Desde septiembre del 2013 hasta su máximo histórico subió un 45%, para después llegar a corregir más de un 20%.

A muchos inversores no les gusta la idea de la política de inversión a largo plazo de la compañía. Con todo y con ello, el 61% de los expertos recomienda la adquisición de las acciones de Amazon, mientras que el precio objetivo medio se sitúa, actualmente, en los 386 dólares.