Los "algos" han impedido que el S&P 500 superase los 2.800 puntos. Los índices están respetando las primeras zonas de soporte. Sólo en el caso de que fuesen perforadas asistiríamos a un movimiento significativo a la baja.

Las bolsas ya han descontado todas las buenas noticias y al llegar a la primera zona de resistencia se han parado. Es normal que, tras la fuerte subida experimentada desde diciembre, el S&P 500 experimente al menos un descanso.  Necesitamos ver el aspecto que presente la pauta correctiva, antes de alcanzar mayores concusiones.

El 90% de los valores del S&P 500 se encuentran por encima de la media de 50 sesiones, lo que revela la amplia participación con la que se ha producido la subida, lo que constituye un clara señal de fuerza alcista. La media de 50 del S&P 500 pasará hoy por la zona de los 2.708, no muy alejada de lps niveles actuales.

Desde un punto de vista estacional, el S&P 500 suele subir en el mes de marzo y la mayor parte de las ganancias del mes (en torno a un 2,3%) se produjeron en la segunda quincena.

Ahora bien, a pesar de ese factor estacional, el S&P 500 es vulnerable a corto plazo, sin perjuicio que en la segunda quincena pueda desplegar un tramo al alza.

Da la sensación de que los compradores están exhaustos. Recordemos que el dinero que ha entrado en la bolsa desde el 24 de diciembre ha procedido fundamentalmente de la cancelación masiva de posiciones cortas, y ese depósito está agotado.

Tras la descarga del pasado 4 de marzo, justo tras alcanzar el 2.819, el S&P 500 ha iniciado el desarrollo de un movimiento lateral, una fase correctiva.

En la sesión del martes 5 de marzo el S&P 500 intentó por cuatro veces superar el 2.800 y los "algos" lo impidieron. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que continúe atrapado en el movimiento lateral iniciado el pasado lunes, y aument la probabilidad de que perfore la primera zona de soporte.

Tal y como dije en el comentario del pasado 3 de marzo, el primer soporte se encuentra en torno a 2.760. Y mientras se mantenga por encima de ese nivel, lo más probable es que intente dirigirse de nuevo a la de los 2.820. Por el contrario, la perforación del 2.760 abriría el camino hacia el primer soporte, 2.720.

El NASDAQ 100 se mostró ligeramente más fuerte que el S&P 500, su primer soporte se encuentra en la zona 7.060-7.040. La perforación de ese nivel nos avisaría de la acentuación de las presiones vendedoras.

El DAX se limitó a moverse lateralmente. No hubo novedades. La primera zona de soprote significativa se encuentra en torno a 11.525 y sigue intacta.

El IBEX respetó el soporte de la zon 9.240-9.200. No hubo novedades.