Son ya numerosas las firmas de análisis que se fijan en las acciones de medios de comunicación de Estados Unidos. Sus expectativas son grandes y su potencial de subida, apetecible.
Han transcurrido escasas horas del anuncio que muchos seriófilos esperaban. Woody Allen asumiría su primer proyecto de serie de televisión a través de Amazon. Algo inédito e incluso impensable hace unos cuantos años. Pero al fin y al cabo una novedad que dio la vuelta al mundo en cuestión de segundos.

Sin duda esto es una muestra de que la industria de la televisión puede asumir el 2015 en mejores condiciones. La competitividad cada vez es más feroz y los proyectos cada vez lucen mayor calidad, tanto de guión como de interpretación. El dinero está empezando a llegar a las productoras y eso se nota. Principalmente en los ingresos por publicidad de los medios y después en los niveles de audiencia. Todo va solapado.

En efecto, el eslabón que une a las compañías de este sector es la facturación que se espera para el ejercicio que hace escasas fechas acabamos de estrenar. De la falta de alimentos en la despensa se ha pasado a la consolidación de las existencias. Ese podría ser el resumen de lo que se empieza a sentir en algunos medios de comunicación de Estados Unidos, merced de los frutos recolectados de la pasada campaña.

De los últimos datos que conocemos, se observa que los consumidores emplean el 62% dede su tiempo delante de la televisión, lo cual cubre eventos en directo y programación grabada. Pero lo que está claro es que el mundo televisivo está en auge.

De esta forma, y traducido en términos de inversión, hay acciones dentro del mercado que, aunque están más caras que en el pasado, siguen siendo una opción más que interesante para los inversores, sobre todo por los datos que ofrece el consenso de mercado. Además, casas de análisis como Jefferies han sobreponderado recientemente este sector.

¿Pero cuáles son los valores principalmente en los que deberíamos fijarnos por su capacidad de revalorización en los próximos meses? Uno de ellos, sin duda, seríaCBS. Actualmente podría encontrarse en la mejor posición de todas las cadenas de televisión y fue la que se quedó más rezagada en 2014.

CBS tiene pendiente un prime time de gran calidad, pero cuenta con los derechos de francuicias como la NFL (Liga Nacional de Fúbtol Americano), y otros programas de gran calado en el público. La acción se ha comportado de manera excepcional para los inversores de largo plazo en los últimos años.


Rendimiento sobre capital invertido en CBS (Estimación)
CBS: rendimiento sobre capital invertido


El pasado otoño obtuvo grandes recomendaciones por parte de diferentes analistas, debido al optimismo con el que se siente sobre la programación del 2015. Asimismo, el gigante de la radiodifusión se encuentra ahora en medio de una significativa recompra de acciones. El precio objetivo es de 65 dólares, lo cual sería un potencial de revalorización de en torno a un 18,5%.

No es la única en la que los expertos centran su atención. Si hay una acción vinculado a la televisión esa es sin duda Walt Disney. La compañía ha generado un gran cash con el que los expertos piensan que servirá para impulsar sus ingresos.

Aspecto técnico de Disney. Podría seguir esa senda alcista
Disney aspecto técnico


Muchos analistas de Wall Street ven al valor con capacidad de experimentar más subidas en el corto plazo, puesto que su negocio cinematográfico se estima que repunte, la facturación de sus parques temáticos está aumentando y la audiencia de cadenas como la ESPN (en deportes sobre todo) es absolutamente sólida.

Eso unido a que las ventas por parte de la ABC son cada vez mejores, hace que Disney sea una opción interesante para tener en cuenta en los próximos meses. El precio objetivo es de 100 dólares, o lo que es lo mismo, tendría una capacidad de subida en bolsa de casi un 6%.

En último lugar se encuentra Twenty-First Century Fox. Es también un medio de comunicación que recibe la recomendación de sobreponderar por diferentes brókers. La empresa cuenta con una amplia programación por cable que le proporciona unos ingresos consistentes. Por otra parte, la cobertura de la NFL también le genera importantes beneficios.

De esta manera, el precio objetivo es de 43 dólares. Eso representaría un alza de casi un 23% en base a los niveles en los que se maneja actualmente.